Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

UPN, PSN y PPN aprovechan el debate para tensionar el cambio

EH Bildu, Podemos e I-E vuelven a pedir al Gobierno que “no tenga prisa” y no firme todavía ningún convenio

Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

“¿Se impondrá su visión, señor Ayerdi, o terminará ganando ‘la coordinadora del no’?” “Me imagino que el Gobierno habrá valorado el coste-beneficio de una decisión unilateral” “El Gobierno no firmará hasta que lo tenga todo claro, y siempre buscará el desarrollo de Navarra”

pamplona- Las diferencias en la concepción del modelo ferroviario que necesita Navarra han dibujado tres bloques diferentes en el Parlamento foral. Por un lado está Geroa Bai, que apoya la postura del vicepresidente Ayerdi de renegociar el mejor convenio con Fomento para todo el corredor que no adolezca de los errores cometidos por los gobiernos anteriores. En otra latitud se encuentran EH Bildu, Podemos e I-E, quienes han pedido públicamente a Ayerdi que no firme nada hasta que no se haga un proceso participativo y se defina un nuevo modelo de tren más social. Y por último está la oposición, que ha visto en el TAP la ocasión para tratar de enredar al cuatripartito. Así se entienden las palabras de Carlos García Adanero (UPN), quien ayer en la comisión pasó rápidamente por encima de los datos proporcionados por Manu Ayerdi para cuestionarle si, finalmente, se impondrá su visión y se firmará el convenio o si de lo contrario “ganará la coordinadora del no”. “El debate no es si las obras se van a hacer porque, con o sin Gobierno de Navarra, en 2018 habrá máquinas trabajando. La cosa está en si sus socios le permitirán colaborar en el proyecto o le obligarán a estar en la pancarta”, apuntilló Adanero.

carlos garcía adanero

Parlamentario de UPN

adolfo araiz

Portavoz parlamentario de EH Bildu

rafa eraso

Parlamentario de Geroa Bai

Es la misma estrategia que utiliza el PSN. A través de la parlamentaria Inma Jurío, el Partido Socialista consideró que “el Estado lo está poniendo en bandeja” y que las peticiones de proceso participativo por parte de tres de los cuatro socios del Gobierno son “pataletas de niño pequeño”. La táctica de presión la terminó de redondear Ana Beltrán (PPN): “Aquí el problema está en sus compañeros de viaje, con sus argumentos pueriles y pobres que buscan una Navarra de segunda”.

Otra visión ofreció Geroa Bai, quien en boca de Rafa Eraso aseguró que “el Gobierno no firmará hasta que no se tenga claro” y que tendrá “visión de Estado, en términos metafóricos” para “buscar el desarrollo de Navarra”.

discrepanciasPero los que siguen sin ver clara la oferta de Fomento son EH Bildu, Podemos e I-E. Adolfo Araiz, portavoz parlamentario de la coalición soberanista, entendió que por lo menos el Gobierno foral “quiera intentar negociar el convenio, porque si lo firma sin cambiar nada les va a dejar en mal lugar”. Araiz negó que Navarra vaya a hacer negación de funciones si no negocia con Fomento -“o al menos yo tengo un concepto bien diferente de lo que es el autogobierno”, especificó- y que los plazos de traer el tren en 2023 sean reales. “Yo no me lo creo, y usted, señor Ayerdi, tampoco”. A su juicio, parece que toda la autonomía de Navarra en la materia se limita a “decir amén a lo que ordene el Estado”, y dio por hecho que “entre los parámetros valorados también habrán estado los de coste-beneficio político” si se aprueba “una decisión unilateral” por parte del Ejecutivo foral. En la misma línea se mantuvo Podemos. Carlos Couso volvió a considerar la oferta del ministro De la Serna “como una continuación de la de 2010”. “Estamos poniendo los carros antes que los bueyes”, ilustró, para criticar que “España tiene más kilómetros de AVE que nadie y es el país que menos lo utiliza, algo que en parte ha provocado la crisis y los recortes que se han registrado en España”. Couso abogó por imitar más el modelo alemán -“un par de líneas de alta velocidad, y lo demás ferrocarril que vertebre territorio”-. Por último, José Miguel Nuin (I-E) rebatió las palabras de Beltrán al dudar de que Navarra “sea de Segunda con la menor tasa de paro del Estado, mientras que otras comunidades con AVE tienen cifras del 25%”. A su juicio, el modelo de alta velocidad “no ha sido garantía de progreso, más bien de ruina”, y optó por “no firmar nada, abrir un proceso participativo, fijar un modelo de tren y, luego, hablar con el Estado”. “Desde luego, esta no es la manera de cumplir con el acuerdo programático. Que no espere el Gobierno que nuestros votos sirvan para aprobar esto”, concluyó. - A.I.R.

Herramientas de Contenido