Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
decreto sobre denominaciones bilingües

Los ayuntamientos podrán decidir si su denominación es en euskera y en castellano

Un decreto posibilitará el nombre bilingüe, si está reconocido por Euskaltzaindia

Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Ana Ollo, acompañada de Mikel Arregi, en su intervención en el Parlamento a peticion del PPN.

Ana Ollo, acompañada de Mikel Arregi, en su intervención en el Parlamento a peticion del PPN. (Mikel Saiz)

Galería Noticia

Ana Ollo, acompañada de Mikel Arregi, en su intervención en el Parlamento a peticion del PPN.

Pamplona- La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, aseguró que el decreto sobre denominaciones bilingües de los núcleos de población navarros regulará “el desorden y la falta de homogeneidad” que existe actualmente en este ámbito dejando, en todo caso, la iniciativa en manos de las localidades que quieran añadir el nombre del lugar también en euskera (aunque no sea oficial siempre que Euskaltzaindia tenga reconocido ese nombre) según zonas.

Ollo indicó que se ha realizado una ronda de consultas con los diferentes departamentos, que “han mostrado su satisfacción” por el hecho de que estos criterios de uso sobre la toponimia “van a contribuir a regular y ordenar el desorden y falta de homogeneidad” existente en este campo. Tras apostar por “lograr la corrección y uniformidad en el uso de los topónimos”, explicó que el decreto (en borrador) suprimirá el uso del guión en las “denominaciones tipo nombre y determinante” como Urroz Villa, lo sustituirá por una barra oblicua para denominaciones bilingües como Villava/Atarrabia, y se reservará para las entidades que conjugan dos entidades de población, como Azpirotz-Lezaeta. Ollo señaló que, en las rotulaciones, el orden de las denominaciones bilingües se establecerá según la zona lingüística, de forma que en la zona vascófona irá primero el nombre en euskera y después en castellano, mientras que en las zonas mixta y no vascófona será al revés. La consejera añadió que el decreto “posibilita el uso de topónimos normativizados en euskera” para entidades locales que, sin tener oficializado su nombre en euskera, tengan una denominación normalizada en esta lengua. Además, subrayó que la iniciativa para cambiar el nombre de cada localidad “recae en su ayuntamiento”, tras recordar que 55 municipios tienen una denominación normalizada en euskera sin ser oficial, de ellos 6 en la zona mixta y 49 en la no vascófona. Otros 65 tienen denominación oficial bilingüe. En cuanto a concejos, en la primera situación estarían unos 130 de 190, y en la segunda, 56.

En la ronda de réplicas, Beltrán (PPN) lamentó que se trata de una “imposición pura y dura”, denunció que “ni siquiera es cierto el nombre del decreto”, pues no se está hablando de las denominaciones oficiales bilingües sino “de los nombres normativizados por Euskaltzaindia”. En la misma línea se manifestó el regionalista Juan Luis Sánchez de Muniáin, que calificó la intervención de la consejera como una “sucesión de pretextos para decir que no se está imponiendo el euskera”, ya que se muestra una “visión parcial e interesada” de la normativa. De esta forma, indicó que esto “obedece más a una obsesión que a la realidad”, y que “no coincide la Navarra real con su Navarra imaginaria”. En nombre de EH Bildu, el Dabid Anaut precisó que en el decreto “hay algunas cosas muy sensatas” y “viene a regular un ámbito que estaba bastante desordenado”. La socialista Inma Jurío pidió “no caer en el ridículo” con ciertas normativizaciones porque algunas “pueden no tener bases serias”, y solicitó que no se quiera “crear el imaginario” de que “Navarra es euskaldun”. Por parte de I-E, José Miguel Nuin mostró su apoyo al proyecto tras calificarlo como “razonable” y subrayó que no tiene “nada que oponer”. - Efe/J.I.C.

algunas claves

¿Afecta a las señales de tráfico? El decreto trasciende este ámbito, que ya que está definido en el art. 8 de la LFV y tampoco alterá el listado de “nombres oficiales”. Pero como UPN hizo un desarrollo legal restrictivo, sí que daría más cobertura tanto a que los carteles municipales con denominación oficial bilingüe sean en dos lenguas (Sangüesa/Zangoza, Olite/Erriberri...,), como lo viarios: los nuevos serán bilingües y los que se vayan cambiando por deterioro, también.

¿Qué pasa con los topónimos y la papelería? Es el principal campo de aplicación. Los municipios tendrán autonomía para usar, por ejemplo, “Tudela” o “Tudela/Tutera”;“Artajona/Artaxoa (si es aceptado por Euskaltzaindia) en sus logos, papeles, pero el Gobierno incluirá esta doble denominación en sus mapas, en el BON, etc.

Últimas Noticias Multimedia