Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El TAN vuelve a anular la plantilla orgánica en la Cendea de Cizur

Exige al Ayuntamiento el conocimiento del euskera como mérito o requisito “en coherencia con sus actos”

Miércoles, 14 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- El Tribunal Administrativo de Navarra ha vuelto a tumbar la plantilla orgánica del Ayuntamiento de la Cendea de Cizur después del recurso presentado por una vecina. El Consistorio, con mayoría absoluta de UPN (seis ediles sobre un total de 11), aprobó de forma definitiva la plantilla orgánica para el año 2016 el pasado mes de enero. La misma plantilla ya fue recurrida y anulada previamente al no incluir perfiles lingüísticos. Esta vez, el Ayuntamiento estableció para todos los puestos de trabajo el perfil lingüístico de castellano, sin que el euskera fuera considerado preceptivo ni meritorio en ninguno de ellos.

Contra este acuerdo de Pleno la vecina interpuso un Recurso de Alzada en el mes de marzo. Tal y como cita el auto, la recurrente alegó que el Ayuntamiento debía establecer los perfiles de cada puesto de modo que los empleados que estén en contacto con el público, que según ella son todos, empleen el vascuence en sus relaciones con las personas que se dirijan a ellos.

Por su parte el Ayuntamiento consideraba que todos los puestos estaban justificados. Añadía además que es respetuoso con la sensibilidad lingüística puesta de manifiesto y siempre proporcionalmente al número de vecinos que hablan vascuence al autorizar a un Agente Municipal a realizar un curso intensivo para el aprendizaje de euskera (C1). También valoró en el concurso de oposición de una plaza de oficial administrativo el euskera como mérito, por lo que el TAN aprecia “una clara contradicción” en la postura municipal al fijar ahora todos los puestos con perfil de castellano.

El Tribunal estima parcialmente el recurso de alzada “disponiendo que el Ayuntamiento establezca la exigencia del conocimiento del vascuence como mérito o requisito en coherencia con sus propios actos, en una medida suficiente para permitir el ejercicio del derecho a ser atendido en dicha lengua”. Y desestima “la pretensión de que se exija su conocimiento en todas las plazas contempladas en la plantilla orgánica”. Contra la resolución cabe recurso ante el TSJN en el plazo de dos meses. - M.B.

Herramientas de Contenido