Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Osasuna Bizirik: un club más vivo que nunca

Por Gorka Azpiroz Razkin - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:02h

Para quienes se quedan en lo superficial o en el plano meramente deportivo, esta temporada 2016/2017 la entenderán como un fracaso o un paso atrás. Sin quitar parte de la razón y con todo el respeto, debo decir que nada más lejos de la realidad. Esta temporada lejos de fracasar, el Club ha crecido como tal y muestra de ello son los avances en planos tan diversos como el económico, legal y social. Osasuna, a 3 años de su centenario y tras dejar atrás los años más negros de su historia en todos sus aspectos, camina firme hacia su madurez gracias principalmente al mayor activo del Club sin lugar a dudas: su afición. En una temporada donde en lo deportivo podríamos hablar de auténtica tortura, esta afición ha hecho una grandísima demostración de lo que es y lo que supone para ella Osasuna: una pasión sin límites. Recién cumplidos 2 años del milagro y renacimiento de Sabadell, la masa social rojilla se encuentra en un momento dulce de amor fraternal e incondicional a sus colores. No importa el origen, clase social, ideología política o creencias religiosas cuando hablamos de Osasuna. Aquí no hay guerra de banderas. Un solo sentimiento, una sola bandera;pues como no nos cansaremos de decir, Osasuna es el nexo de unión entre tod@s l@s navarr@s.

El Club crece y avanza, más aún tras el ejercicio de responsabilidad del recientemente renovado órgano soberano del Club: la Asamblea de Socios Compromisarios. Una Asamblea que tras años de cierto pasotismo y, con cierto grado de sentimiento de culpabilidad y ánimo reparador al mismo tiempo por lo ocurrido en años anteriores, toma las riendas del Club en la parte que marcan los estatutos sociales, ejerciendo el control al que se le autoriza de forma responsable, educada, respetuosa y crítica pero constructiva a partes iguales, dando lugar a una gran evolución de la Asamblea en solo cuestión de unos meses y que se culmina además con una profunda reforma de los estatutos, que aunque mejorables, suponen la adaptación de los mismos a los tiempos que corren además de un buen ejemplo de responsabilidad, trabajo en equipo y de compromiso con estos colores de todas las partes intervinientes. Una masa social participativa y responsable en la vida social de un Club es sin duda la mejor noticia para el mismo. Una garantía para su supervivencia, del mismo modo que una responsabilidad para sus rectores en su mimo y cuidado.

Una masa social participativa y responsable en la vida de un club es sin duda la mejor noticia para el mismo

Dejados prácticamente atrás todos los escándalos extradeportivos, finiquitadas prácticamente todas las deudas y encauzado un sistema de gestión y administración de la institución responsable y controlado al mismo tiempo, no se puede decir literalmente que haya sido “una temporada para el olvido”. Más que recordar, debemos llevar grabado a fuego esa frase que dice “quien olvida su historia está condenado a repetirla”. De los errores de este año en el plano deportivo se obtendrá un aprendizaje, de la misma manera que se hizo en lo económico y en lo social. Con unos ya sólidos cimientos, el sentimiento de pertenencia a unos colores, a una tierra y unos valores, la identificación e implicación con el escudo, la singularidad y marca personal de este Club y sus aficionados, pide también un debate en torno al modelo deportivo y su desarrollo en torno a la piedra angular del Club: su cantera. Tajonar figura de forma presencial en los estatutos y en la mente de todos, pero sin unos indicadores públicos, un soporte o instrumento que garantice una clara y efectiva apuesta por el mismo en el corto, medio y largo plazo, estando siempre al albur de los resultados deportivos, y estos a su vez condicionados y condicionantes en gran parte de la situación económica. El mantenimiento del ADN rojillo exponente de una idea de Club basada en el honor, la lucha y humildad, deportividad y señorío, y sentimiento de pertenencia, al tiempo de garantizar la competitividad al más alto nivel del fútbol estatal, debiera ser el horizonte de ese modelo deportivo. Complejo ejercicio de equilibrios. Aunque tan complejo como posible e ilusionante.

Osasuna está más vivo que nunca gracias a su masa social, y aún en 2ª División, la ilusión por un proyecto deportivo, económico y social en torno a los valores y principios de siempre de este Club, su masa social y su cantera, nos hacen mirar con esperanza hacia un centenario con un Osasuna pleno en todos los aspectos.

“Dicen que estamos locos de la cabeza,…”, pero si nos llaman locos por seguir nuestros sueños demostraremos que lo nuestro no tiene cura. Show must go on…

El autor es Socio Compromisario del C.A. Osasuna

Herramientas de Contenido