se situó en el primer trimestre en 3.676 millones

Navarra, entre las 4 comunidades autónomas con menos deuda sobre el PIB

efe - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 14:24h

El edificio de la Hacienda Foral en la avenida Carlos III, en Pamplona.

Avenida Carlos III de Pamplona. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

El edificio de la Hacienda Foral en la avenida Carlos III, en Pamplona.

PAMPLONA/MADRID. La deuda de Navarra se situó en el primer trimestre del año en 3.676 millones de euros, 215 millones más respecto al trimestre anterior, según los datos difundidos este jueves por el Banco de España.

La deuda total de la Comunidad foral representa el 19,1% de su PIB, lo que la sitúa, junto con La Rioja, como la cuarta región con menos deuda sobre el PIB, por detrás de Madrid, la CAV y Canarias. A nivel nacional, la deuda del conjunto de las administraciones públicas batió un nuevo récord en el primer trimestre del año, con un aumento de 21.767 millones de euros frente al trimestre anterior, hasta situarse en 1,12 billones de euros, lo que representa el 100,4% del PIB. En tasa interanual, repuntó un 2,9%. El Ministerio de Economía indica que la deuda en porcentaje del PIB es 0,8 puntos porcentuales inferior a la del primer trimestre del año pasado (101,2% del PIB) y afirma que el nivel alcanzado por la deuda pública se debe, entre otras cosas, al diferente calendario de emisiones y amortizaciones.

Pese a este nuevo repunte, el departamento de Luis de Guindos asegura que "al margen de las oscilaciones puntuales", al final del ejercicio se cumplirá el objetivo para el conjunto del año, situado en el 98,8% del PIB. Del total del endeudamiento público entre enero y marzo, 987.846 millones de euros están en manos de la Administración Central, el 87,8% del PIB, lo que supone un incremento del 1,9% respecto al trimestre anterior y un aumento del 2,7% en términos interanuales. Por su parte, el saldo de deuda de las administraciones de la Seguridad Social permaneció constante en 17.000 millones de euros, el 1,5% del PIB, y está materializado en préstamos recibidos por el Estado.

Las comunidades autónomas también elevaron su deuda en el primer trimestre del año, hasta alcanzar los 279.264 millones de euros, el 24,8% del PIB, lo que supone un 0,8% más que el trimestre anterior y un aumento interanual del 5%. En cambio, las corporaciones locales y ayuntamientos redujeron su deuda un 1,6% entre enero y marzo, hasta los 31.567 millones (el 2,8% del PIB), que en tasa interanual representa una caída de casi el 10% respecto al saldo registrado un año antes.

CATALUÑA, VALENCIA, ANDALUCÍA Y MADRID, A LA CABEZA

Dentro de las comunidades autónomas, Cataluña (75.443 millones de euros), Comunidad Valenciana (44.111 millones), Andalucía (32.462 millones) y Madrid (31.667 millones) siguen concentrando dos tercios de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos en el primer trimestre. En el caso de Cataluña y Madrid la deuda aumentó respecto al trimestre anterior, pero bajó en Andalucía y Comunidad Valenciana. A continuación, figuran las comunidades de Castilla-La Mancha (14.016 millones), Galicia (11.582 millones), Castilla y León (11.288 millones), la CAV(10.511 millones), Islas Baleares (8.745 millones) y Murcia (8.302 millones). Cierran la tabla Aragón (7.671 millones), Canarias (6.905 millones), Asturias (4.232 millones), Extremadura (4.223 millones), Navarra (3.676 millones), Cantabria (2.877 millones) y La Rioja (1.553 millones). En porcentaje del PIB, la Comunidad Valenciana, con un endeudamiento que supone el 41,5%, sigue encabezando a las regiones más endeudadas en relación a su riqueza, seguida de Cataluña, con el 35,2%, y Castilla-La Mancha, con el 36,5%. En cambio, la Comunidad de Madrid (14,9% del PIB), la CAV(15,1%) y Canarias (16%) son las que menor deuda tienen respecto al PIB.

MENOS DEUDA EN MADRID Y BARCELONA

En cuanto a los ayuntamientos, entre los que cuentan con más de medio millón de habitantes, Madrid, con una deuda de 3.611 millones de euros, sigue en cabeza de las corporaciones locales más endeudadas, cifra que contrasta con el endeudamiento del ayuntamiento de Barcelona, situado en 815 millones en el primer trimestre. Ambas corporaciones locales han reducido su endeudamiento respecto al trimestre anterior, con un descenso del 6,6% en el caso de Madrid, y una caída del 2,9% en Barcelona.