Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

Iñigo Alli en la moción de censura

Por Joseba Santamaria - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:01h

Lo siento por Iñigo Alli. Es de los pocos políticos de la derecha navarra -al margen de su suculenta ganancia por sus andanzas en CAN-, que trata de aportar, desde sus posiciones ideológicas, reflexiones en positivo al debate político y social. Pero le endilgaron un texto infumable para leer en el debate de la moción de censura a Rajoy, repleto de descalificaciones y mentiras para ahondar en la falacia de una Navarra hundida en el desastre. Un texto más propio de la política grosera y barriobajera que practica su compañero Carlos Salvador. Pero le pusieron a él a dar la cara. Y posiblemente porque ni él mismo se creía lo que estaba diciendo, acabó perpetrando una intervención penosa, más aún escuchada en directo. Intervino en un debate donde la corrupción de sus socios del PP y la continuidad de Rajoy centraban la línea argumental de los grupos parlamentarios y no dijo ni mú.Se dedicó a atacar con falsedades a la presidenta Barkos -se ganó un zasca de Pablo Iglesias-, despreció a la mayoría política de Navarra y describió, siguiendo las consignas de Esparza en Madrid, una Navarra caótica. Habló de dos años de desgobierno y ya le estaba traicionando el subconsciente de lo que debió ver de cerca en el anterior Gobierno de Barcina, aquellos parámetros que dirigían Navarra -exclusión, caciquismo, despilfarro, intolerancia, confrontación-, y que la acabaron llevando a un pozo de 3.500 millones de agujero. Y tuvo la mala suerte de que habló de desgobierno el mismo día que Navarra ponía en marcha ocho nuevos quirófanos que permitirán realizar 700 operaciones más al año. Ocho nuevos quirófanos que UPN construyó en 2014 -mal además-, y dejó abandonados sin equipar y sin uso porque entonces las prioridades se centraban en el cemento, los peajes en sombra y las infraestructuras de alto coste económico y escasa utilidad social. Si el objetivo de UPN era protagonizar una vez más la peor imagen política de una intervención en el Congreso, lo alcanzó de sobra. Otra broma de mal gusto para Navarra a costa de Iñigo Alli.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia