Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
tras pasar 31 meses en la cárcel

Granados se hace la víctima y dice que “jamás” ha metido la mano en la caja

El exconsejero madrileño del PP amenaza con “demandar a la Fiscalía y a la Guardia Civil” por sus informes
Duda que exista la trama Púnica, de la que es considerado cabecilla

Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:02h

Sereno y sonriente, Francisco Granados en el momento de abandonar la prisión madrileña de Estremera. Fotos: Efe

Sereno y sonriente, Francisco Granados en el momento de abandonar la prisión madrileña de Estremera. (EFE)

Galería Noticia

Sereno y sonriente, Francisco Granados en el momento de abandonar la prisión madrileña de Estremera. Fotos: Efe

madrid- El exconsejero madrileño Francisco Granados en el Gobierno del PP de Esperanza Aguirre salió ayer de la prisión de Estremera 31 meses después de ser encarcelado por el caso Púnica, y dijo a los periodistas que pedirá “responsabilidades” a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil o a la Fiscalía por los informes contra él. Así mismo, se aferró al victimismo pese a las numerosas pruebas que existen en los tribunales en su contra para asegurar que “jamás he metido la mano en la caja”.

Granados abandonó la cárcel tras abonar, con las propiedades presentadas como aval por sus familiares, la fianza de 400.000 euros que le impuso el juez Eloy Velasco, instructor del caso Púnica, en el que se le imputan los delitos de blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, malversación, prevaricación y fraude. Granados ha cumplido dos tercios del límite máximo de cuatro años en prisión preventiva.

Al salir de prisión Granados criticó duramente los informes de la Guardia Civil que le implican en este caso de corrupción y ha anunciado que los irá “desmontando uno por uno”.

El exconsejero incluso dudó de que la trama Púnica de corrupción exista: “Después de leer muchas partes del sumario, las que no están todavía en secreto, después de ver todo eso yo no sé si existe. Creo que no, pero desde luego si existe ni formo parte de esta trama ni desde luego soy ni mucho menos el cabecilla”.

“Yo jamás, jamás, jamás he metido la mano en la caja”, afirmó Granados en su defensa y atribuyó varias veces sus imputaciones a una actuación del “aparato del Estado”.

Habló de su “falsedad e inconcreción”, dijo que son “interesados, opinativos y especulativos”, e incluso atribuyó a la “impericia” o a la “mala idea” las acusaciones que se hacen contra él.

“Iré demostrando -aseveró- su falsedad y su inconcreción uno por uno. Como es lógico también pediré responsabilidades a los funcionarios que los hayan firmado, sean de la UCO, sean de la Fiscalía o sean de quien sean”.

informes que destruyen vidasAseguró también que “yo tengo acreditado mi amor y mi respeto por la Guardia Civil desde hace muchísimos años, pero eso es una cosa y otra cosa son personas concretas con nombres y apellidos que, como digo, han elaborado informes”.

“Hay determinados informes -afirmó- que destruyen vidas, que ponen en bretes a gobiernos, que ponen en la cuerda floja a presidentas de comunidades autónomas y que luego se dice que son inconsistentes y no pasa nada”. Granados mostró su “satisfacción” por estar en la calle y “poder finalmente” defenderse. “Como saben fui detenido hace casi tres años en la puerta del colegio de mis hijas y desde entonces me he encontrado en prisión preventiva en una absoluta indefensión”, denunció.

En su caso, afirmó, se han filtrado “de manera sistemática, planificada y con un interés bien concreto secretos del sumario obtenidos por el aparato del Estado y filtrados, sin ninguna duda, por el aparato del Estado, porque solo los puede filtrar o la Guardia Civil o la Fiscalía, o el juez”.

Reconoció que en “25 años” de investigación contra él se han podido localizar “fallos”, pero entre ellos no está haberse llevado “ni un solo euro jamás de dinero público”.

El ex número dos de Esperanza Aguirre también tuvo palabras para la expresidenta madrileña. Su salida de la política ha sido, a su juicio, “uno de los episodios más injustos” que recuerda “de la historia política española”, aunque Granados no tiene “nada que agradecerle en cuanto a sus actuaciones y declaraciones en los últimos tiempos”.

El exconsejero también puso en duda que en España exista un Estado de derecho, ya que “desde luego” con él “no ha funcionado” porque no se ha respetado su presunción de inocencia, su derecho a la intimidad y a la igualdad ante la ley. “Todos los días se ven conversaciones privadas que nada tienen que ver con el caso”, subrayó. - D.N./Efe