Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Alfonso Etxeberria Alcalde del valle de EGüés

Etxeberria: “Que Andía y Potau vayan a ser juzgados confirma que nuestras sospechas eran ciertas”

El alcalde de Egüés espera que los procesos judiciales en marcha sirvan para aclarar los verdaderos culpables de la herencia que se encontró

Kepa García - Jueves, 15 de Junio de 2017 - Actualizado a las 08:02h

  • Mail
Alfonso Etxeberria, en una imagen anterior.

Alfonso Etxeberria, en una imagen de archivo. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

pamplona - Sabe bien de lo que habla. Formaba parte de la corporación municipal que denunció en 2003 las irregularidades que empezaban a ser muy evidentes en la gestión del Ayuntamiento, entre ellas la relacionada con la parcela donde finalmente se instalará el British School Navarra a partir del curso 2018-19.

¿Cómo valora el hecho que este centro educativo se traslade al Valle de Egüés?

-Para el Ayuntamiento supone disponer de una mayor oferta educativa. Nuestra labor es ocuparnos de lo público, pero todas las iniciativas privadas son atendidas, como ha pasado en este caso. Ya conocemos lo que pasó con esta parcela, que siempre fue dotacional, y encajaba perfectamente con las necesidades que presentaba British. Desde el primer momento en el que nos trasladaron su interés trabajamos para que se pudiera llevar a cabo. Se cierra así una historia triste con lo que sucedió con este terreno y permite traer una actividad más en el valle, lo que siempre supone progreso.

Han pasado 15 años desde que salieran a la luz las maniobras ilegales llevadas a cabo para cambiar el uso de la parcela.

-Ha sido mucho tiempo y hay que recordar que se mantienen varios procesos abiertos por lo que ocurrió en aquellos años, además de la condena que se dictó contra Galipienzo por querer hacer un apartahotel en esa parcela sabiendo que era de uso escolar, aunque el Gobierno foral y los técnicos le dijeron en repetidas ocasiones que no se podía.

Acaba de hacerse público el auto por el que la Audiencia Provincial ordena la apertura de juicio oral por un sumario relacionado con la empresa Nasipa y el bar que se instaló en las instalaciones deportivas de Sarriguren. ¿Qué pensó?

-Lo primero que pensé al conocer que el exalcalde Josexto Andía y la exconcejala Carolina Potau van a ser juzgados por este hecho es que la decisión judicial confirmaba que nuestras sospechas eran ciertas. En un primer momento la jueza decidió cerrar el caso, contra nuestro parecer, pero como manteníamos nosotros había indicios que apuntaban claramente hacia la posible comisión de delitos.

¿Cuáles eran esos indicios?

-Las relaciones que mantenían con las empresas privadas, sobre todo. El auto dice que hay varios indicios de delito y por eso ordena abrir juicio, sin opción a recurso.

Hay otro sumario, el de las presuntas irregularidades de la gestión de la empresa pública Andacelay, que está a punto de terminar la fase de instrucción. ¿Cómo lo ve?

-Parece que algunos abogados están más pendientes de presionar a la jueza para que archive el caso que de otras cosas, pero con el auto de la Audiencia Provincial del martes se pone de manifiesto quién se ocupaba realmente de trabajar para las empresas privadas, las de sus amigos, en vez de hacerlo en defensa de los recursos públicos.

¿Piensa que puede suceder lo mismo, que la jueza de Aoiz decida cerrar el caso, y que una instancia superior dictamine lo contrario?

-No lo sé, habrá que esperar, pero confío en que antes de cerrar la fase de instrucción llame a declarar a los responsables de Laranzor, que son parte importante en lo sucedido, pero que todavía no han sido localizados para que presten declaración como hemos solicitado de forma reiterada. No cabe más opción, a la vista de lo encontrado, que el asunto acabe en vista oral.

¿El informe del Tribunal de Cuentas puede influir?

-No, porque este órgano no se encarga de analizar la legalidad o ilegalidad de las adjudicaciones o de la gestión de las empresas públicas.

Que el expresidente de la Cámara de Comptos y el auditor que elaboró el informe le exculpen de las consecuencias generadas por los gobiernos de UPN y confirmen que se limitó gestionar una situación heredada con las empresas públicas del valle le habrá reconfortado.

-Desde luego que ha sido muy satisfactorio y además es que es verdad. Cuando entramos en el Ayuntamiento y en las sociedades públicas lo hicimos para poner orden. Nos pudimos dejar algo por hacer o se nos pasó algo, no digo que no, pero en aquel consejo de administración estábamos todas las fuerzas políticas del municipio y se actuó de forma conjunta. La prioridad entonces fue coger las riendas y recuperar la gestión de una empresa pública que estaba en manos de las empresas privadas, concretamente de Nasipa y Laranzor.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad