Saracho no quiso que el Popular fuera del Santander

El expresiedente afirma que los accionistas
“están en su derecho” de reclamar tras perder su dinero

Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

MADRID- El expresidente de Banco Popular, Emilio Saracho, ha afirmado que los accionistas de la entidad, que han visto evaporarse toda su inversión tras la resolución del banco y su posterior adquisición por el Santander por el simbólico precio de un euro, “están en su derecho” de presentar acciones legales contra el consejo de administración que él presidía o contra los gestores que les precedieron.

Saracho, que en calidad de consejero de International Airlines Group (IAG), ha asistido a la junta de accionistas que el grupo aéreo fruto de la fusión de British Airways e Iberia celebra en Madrid, ha manifestado, a preguntas de los periodistas, que los accionistas “están en su derecho” de presentar las reclamaciones legales que estimen oportunas tras haber perdido toda su inversión en el banco.

También, le han preguntado por si se podría haber evitado la resolución de la entidad dictada por el Banco Central Europeo y la Junta Única de Resolución, que derivó en la amortización total de todas las acciones y deuda híbrida, y su posterior venta por un euro al Banco Santander, Saracho se limitó a afirmar: “lo he intentado”.

Por otro lado, Saracho quiso entrar a valorar las declaraciones de su predecesor en el cargo, Ángel Ron, en las que cuestiona la estrategia llevada a cabo por el exdirectivo de JP Morgan en los últimos meses de la entidad, que ha desembocado en su resolución.

Por otra parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que el Gobierno ve “muy bien” que el Banco Santander analice medidas para compensar a los pequeños accionistas del Banco Popular. El titular de Economía se mostró, además, “convencido” de que el Banco Santander “tendrá en consideración” la situación de aquellos que adquirieron acciones del Popular en la ampliación de capital que el banco llevó a cabo en 2016. Subrayó que en la operación se aplicaron las reglas comunitarias y destacó que no fue necesario inyectar dinero público a la institución bancaria, que los depósitos han quedado “perfectamente garantizados” y que la entidad, ahora en manos del Banco Santander, está “en mejor situación de la que estaba hace dos o tres semanas”. - Efe