Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Ikusi makusi

Chupinazo en valores

Por Alicia Ezker - Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

S e habla mucho de la transformación radical de Pamplona durante San Fermín, de esa ciudad de provincias que se abre al mundo cada seis de julio mostrando una fiesta que trata de reubicarse con toda la carga de su tradición en este siglo XXI. Porque la fiesta ha cambiado, pero sobre todo hemos cambiado las personas que la disfrutamos y la mantenemos viva. Generación a generación la fiesta se sustenta en una necesaria evolución que va mucho más allá de los actos que marca el programa festivo, apostando por los valores que nos importan en la fiesta, que deben ser y que de hecho son, los mismos que marcan nuestra convivencia ciudadana el resto del año: los valores de la solidaridad, el acogimiento, la igualdad..., que hacen de Pamplona una ciudad realmente abierta al exterior, desde el respeto total. Y creo que vamos por ese camino viendo los cuatro colectivos que este año han sido elegidos para optar a lanzar el Chupinazo: Asociación Andrea-Lunes Lilas, Euskal Herriko Bilgune Feminista, DYA e Iruña Ciudad de Acogida. Colectivos más vinculados a nuestros valores cotidianos que a la fiesta en sí misma y que nos recuerdan que no todo vale en San Fermín, que no debemos perder de vista el respeto, la solidaridad, la igualdad y la necesaria convivencia entre los de dentro y los de fuera, entre los unos y las otras, porque entre todos y todas se construye una fiesta que solo tiene garantizado su futuro si está en constante evolución, si mira hacia delante sin pasar por encima de nadie. Dos son las candidaturas propuestas en relación a la lucha por los derechos de las mujeres, la de Andrea-Lunes Lilas y la de Bilgune Feminista, Mujeres Abertzales Feministas. Y creo que están porque la fiesta hoy más que nunca, a raíz de los tristes acontecimientos recientes, la muerte de Nagore y la violación múltiple de una joven, demanda una acción seria en defensa de los derechos de las mujeres en ese repetido grito de que siempre un “no” es un “no”. Junto a estos colectivos la ciudad ha querido reconocer el valor del voluntariado, de todas aquellas personas que dan su tiempo y su formación para que la fiesta sea mejor y por ello la presencia de la DYA, porque sin personas altruistas es muy difícil que algo tan grande salga adelante. Igualdad, voluntariado y solidaridad, como la que viene de la mano de la cuarta propuesta, Pamplona Ciudad de Acogida, una asociación que trabaja por la acogida de los refugiados/as y por los derechos de todas las personas en todos los lugares. Lo tire quien lo tire, -eso ya depende de la voluntad popular- la fiesta necesita sus valores.

Herramientas de Contenido