Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Arrestado el ‘violador del ascensor’, libre desde 2013, por cuatro agresiones sexuales

La Asociación Clara Campoamor pedirá para él prisión permanente revisable

Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Pedro Luis Gallego, conocido como el ‘violador del ascensor’.

Pedro Luis Gallego, conocido como el ‘violador del ascensor’. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Pedro Luis Gallego, conocido como el ‘violador del ascensor’.

Madrid- La Policía detuvo ayer en Segovia al violador de La Paz por cuatro agresiones sexuales -dos consumadas y dos en grado de tentativa- en el entorno de ese hospital madrileño. El arrestado resultó ser Pedro Luis Gallego, conocido como el violador del ascensor, que quedó en libertad en noviembre de 2013 en la aplicación de la derogación de la doctrina Parot.

Desde hace meses y tras las denuncias de dos mujeres, los investigadores buscaban a este violador que, a punta de pistola, raptaba a mujeres en la calle Arzobispo Morcillo, situada en el distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo, muy cerca del hospital La Paz, para después trasladarlas a otro lugar y agredirlas sexualmente.

Fue a principios del pasado mayo cuando la alarma comenzó a extenderse en el entorno de este barrio y del hospital, después de que varios medios de comunicación informaran de que la Policía buscaba a este violador que había actuado en la última quincena de abril. Pedro Luis Gallego fue condenado a 273 años de cárcel por el asesinato de Leticia Lebrato, de 17 años, en Valladolid;y de Marta Obregón, de 19, en Burgos, y por 18 agresiones sexuales. El rebautizado como violador del ascensor actuaba siempre de noche. Apresaba a sus víctimas cerca del hospital madrileño de La Paz y les tapaba los ojos para llevarlas en coche hasta un piso de Segovia.

Fuentes de la investigación confirmaron que las cuatro víctimas rondan los veinte años y que “describieron a un hombre fuerte”. Actuó en al menos esas cuatro ocasiones entre diciembre de 2016 y abril de 2017, y ahora se investiga si cometió alguna agresión más. En dos ocasiones consiguió amordazar a sus víctimas, taparles los ojos y maniatarlas con bridas para introducirlas a la fuerza en su coche. Desde ahí emprendió rumbo hasta Segovia capital, a una hora de Madrid, donde las violó en un piso. Luego hacía el camino en sentido inverso y dejaba a las jóvenes en las proximidades del lugar donde las había raptado. Según las mismas fuentes, llevaba tiempo viviendo en Segovia donde tiene familia y una novia, que presenció el arresto en plena calle. No opuso resistencia y se mostró tranquilo en todo momento.

violador en serie Pedro Luis Gallego, de 59 años de edad, fue condenado a 273 años de prisión por el asesinato de la joven burgalesa Marta Obregón en enero de 1992 y la muerte de Leticia Lebrato, de 17 años, en julio de 1992, además de 18 agresiones sexuales y violaciones.

A los 19 años, en 1976, cometió su primera agresión pero no ingresó en prisión hasta el 20 de junio de 1979. Salió de la cárcel y volvió a entrar en varias ocasiones tras reincidir en sus delitos hasta mediados de los años 90, cuando fue condenado y encarcelado por última vez.

Aprovechaba su profesión como mecánico de ascensores para acceder a los portales de sus víctimas. Su modus operandipara consumar su agresión era el de esperar a que entraran en el portal de su vivienda para, al llegar al ascensor, sujetarlas e introducirlas en el habitáculo para forzarlas de modo muy cruel, según testificaron sus víctimas.

revisión de penasTras conocer la noticia, Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la Asociación Clara Campoamor, colectivo que representa a las familias de las víctimas del violador del ascensor, anunció ayer que se personará como acusación en los nuevos casos de agresión sexual supuestamente cometidos por Pedro Luis Gallego. Además ha recordado que ya mostró su indignación cuando el recluso fue excarcelado tras la sentencia del Tribunal de Estrasburgo, y advirtió de que éste “volvería a violar y matar”. “Si hubiera estado en la cárcel, donde debía haber permanecido, jamás podría haber violado a estas mujeres en Madrid”, ha asegurado.

Así mismo, pedirá para él prisión permanente revisable, y una vez que cumpla “la totalidad de las penas”, que se le aplique libertad vigilada durante entre cinco y diez años. “Se lo debo a las víctimas anteriores, a las familias Lebrato y Obregón y a las violadas de Valladollid y Salamanca, y a todas las víctimas que han pasado por este trago”, ha explicado.

El propio ministro de Justicia, Rafael Catalá, defendió ayer la existencia de la figura de prisión permanente revisable aprobada en 2015 “para casos tan flagrantes”. “A diferencia de lo que algunos dicen para tratar de desprestigiarla, no es una cadena perpetua, es simplemente que en las penas de más larga duración, las que derivan de delitos más graves, no sea suficiente el mero transcurso del tiempo para que la persona salga en libertad”. - D.N.