Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
detenidas siete personas de entre 21 y 48 años

Desarticulado un clan familiar que suministraba droga a La Rioja y Navarra

efe - Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 10:42h

Papelina de cocaína decomisada en una operación anterior.

Papelina de cocaína decomisada en una operación anterior. (Archivo)

Galería Noticia

Papelina de cocaína decomisada en una operación anterior.

LOGROÑO. La Guardia Civil en La Rioja ha detenido a siete personas, cuatro de ellas formaban parte de un clan familiar, lo que ha permitido desarticular en Calahorra dos puntos de venta de cocaína y heroína y una "narcosala", a los que acudían numerosos politoxicómanos de la zona de La Rioja Baja y de Navarra.

En una nota, la Guardia Civil ha informado hoy sobre esta operación, denominada "Kopec" y en la que se ha detenido a siete personas de entre 21 y 48 años, de nacionalidad española y residentes en la ciudad riojana de Calahorra;y se han intervenido diferentes cantidades de cocaína y heroína, con las que se podían haber elaborado más de 545 dosis. Cuatro de los detenidos conforman el clan familiar desarticulado y los otros tres trabajaban para esta familia, denominados en el argot policial como "machacas" y "aguadores" y que son personas drogodependientes pagadas con pequeñas dosis a cambio de transportar droga y dar aviso en caso de detectar la presencia policial en las zonas de venta.

A todos ellos se les considera presuntos autores de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y un delito de pertenencia a organización criminal, según la Guardia Civil, que ha añadido que el historial delictivo de los siete supera los 130 antecedentes policiales. Las dos viviendas desmanteladas se habían convertido en "puntos de referencia" en La Rioja Baja para la venta a pequeña escala de cocaína y heroína. Además, en el interior de uno de estos inmuebles se había instalado una "narcosala", en la que los integrantes del clan familiar ofrecían la posibilidad de consumir todo tipo de sustancias estupefacientes y en la que "se llegaban a hacinar numerosos ciudadanos víctimas de la drogodependencia".

La operación se inició el pasado mes de enero, con la detención en Calahorra a un hombre, quien ahora está en prisión, por ocultar entre sus pertenencias 23,8 gramos de heroína y 23,3 de cocaína, además de una balanza de precisión y 680 euros en efectivo. La Guardia Civil estableció dispositivos de control para constatar la venta a pequeña escala de sustancias estupefacientes y poder identificar y detener a los autores. La investigación, con los datos recopilados durante cinco meses, determinó la existencia de esos dos puntos de venta, que se convirtieron en "verdaderos supermercados para la distribución a pequeña escala de cocaína y heroína". Estos dos inmuebles están controlados por un mismo clan familiar, que, según la Guardia Civil, lleva más de dos décadas traficando con drogas y sobre el que se ha actuado en numerosas ocasiones.

La zona afectada es sometida a una "intensa" vigilancia durante más de 16 horas diarias por parte de drogodependientes al servicio del clan. Tras recopilar las pruebas, 21 agentes del Servicio de Seguridad Ciudadana acordonaron la zona y entraron de forma simultánea en los dos inmuebles, donde detuvieron a estas siete personas. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de la matriarca y el patriarca del clan y el resto de implicados ha quedado en libertad con cargos.