Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El tripartito buscará los próximos dos años que Tudela reciba más dinero del Gobierno

El alcalde ve “injustas” las tasas de financiación de la Ribera con respecto a la Comarca de Pamplona

Fermín Pérez-Nievas Nieves Arigita - Viernes, 16 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Los alumnos muestran sonrientes sus diplomas durante el acto de fin de curso.

Los alumnos muestran sonrientes sus diplomas durante el acto de fin de curso. (Foto: Iñaki Parra Lázaro)

Galería Noticia

  • Los alumnos muestran sonrientes sus diplomas durante el acto de fin de curso.

tudela- El equipo de gobierno conformado por el tripartito (I-E, PSN y Tudela Puede) centrará buena parte de sus esfuerzos durante lo que queda de legislatura (dos años) en conseguir la denominada carta de capitalidad para Tudela que conlleva una serie de ingresos extra procedentes del Gobierno de Navarra por ser considerada centro de la comarca y, que como tal, sufre una serie de gastos e inconvenientes para dar servicio al resto de la Ribera.

Así lo manifestó ayer el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte durante una asamblea informativa para los ciudadanos de la capital ribera en la que estuvieron presentes los seis ediles de I-E para hacer balance de los dos primeros años de gobierno. Ante algo menos de cincuenta personas, Larrarte señaló que en una reunión con la presidenta Barkos esta misma semana ya le había indicado esta intención y añadió que va a ser “el caballo de batalla” del equipo de gobierno en los próximos dos años. “La Ribera necesita mejor financiación que la que tiene por el momento y Tudela necesita tener un estatus diferente para ser tractor de la Ribera”, explicó Larrarte que calificó de “injustas” las tasas de financiación de la Ribera con respecto a la Comarca de Pamplona. “Un gobierno progresista, como es tanto el municipal como el de Navarra, tiene que redistribuir la riqueza a través de los impuestos y redistribuir la riqueza territorialmente y no concentrar gran parte de los recursos en la cuenca de Pamplona”, concluyó.

Esta reivindicación no sólo aparecía en el programa electoral de I-E sino también en el acuerdo de gobierno del tripartito.

El primer edil y sus cinco compañeros de grupo municipal (Sofía Pardo, Iñaki Magallón, Marisa Marqués, Olga Risueño y Javier Gómez) hicieron un balance más que positivo y apenas esbozaron algunos errores. En este capítulo apuntaron que no supieron valorar el trabajo que iba a conllevar el gobierno lo que ha provocado “que hayamos incumplido algunos plazos”, al tiempo que reconocieron que no valoraron que al ser Tudela la segunda ciudad “cualquier crítica política hacia nosotros se iba a usar para golpear al Gobierno de Navarra”. Además, en las distintas áreas recordaron la herencia recibida, “encontramos un Ayuntamiento que estaba bien protegido por los funcionarios por lo que sabíamos que no habría ningún escándalo pero sí hemos visto mucha falta de punch y de chispa, así como dejadez por liderar la ciudad y la Ribera”.

Larrarte apuntó que el peor momento de estos dos años fueron las pasadas Navidades cuando las relaciones I-E y PSN eran malas y tirantes, “fue un momento clave pero también ha servido para que el pacto gane en madurez. Estamos logrando un cambio plural entre personas de distintas sensibilidades”.

proyectosDentro de los logros apuntaron que en 2016 han llegado a Tudela 78 nuevas empresas (por 93 en toda la Ribera) y la responsable Sofía Pardo señaló que se están acondicionando y tasando las naves de Sanyo para una futura reparcelación.

En Medio Ambiente, Olga Risueño anunció que en el mes de septiembre se quiere poner en marcha la escuela de Sostenibilidad en El Molinar “después de que se legalice la toma de luz del edificio de la Policía Municipal que llevaba 30 años con luz de obra”. También en ese mes se pondrá en marcha un proyecto subvencionado por el Gobierno de Navarra de “restauración paisajística” en la zona de El Cristo y los huertos sociales. En Cultura, dentro del relato de todas las actividades que habían realizado apuntaron que se ha conseguido reducir en más de mil euros al mes el gasto que supone el Teatro Gaztambide, “hemos pasado de los 70.000 euros a los 55.000 euros actuales”, indicó Gómez, responsable de Cultura. Entre los desafíos apuntaron también “poner en marcha la financiación europea para el Casco Viejo y se vayan viendo las cosas”.

Tras su exposición, los asistentes pudieron realizar preguntas o recriminar cosas al equipo de gobierno. Entre el público se quejaron de que se había incrementado la contribución en un 13% “aunque habéis dicho que se han congelado las tasas”, el olvido al que está sometida la juventud, el poco espacio para que los aficionados practiquen deporte y la necesidad de un plan de choque para la limpieza.

Herramientas de Contenido