El incendio de la torre de Londres pudo iniciarse al arder una nevera

Denuncian que en 2016 se reformó el bloque y, para revestir la fachada, se eligió la opción “más barata e inflamable”

Patricia Rodríguez - Sábado, 17 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Aspecto que presentaba ayer la torre residencial Grenfell de Londres, totalmente calcinada. Fotos: Efe

Aspecto que presentaba ayer la torre residencial Grenfell de Londres, totalmente calcinada. Fotos: Efe

Galería Noticia

Aspecto que presentaba ayer la torre residencial Grenfell de Londres, totalmente calcinada. Fotos: EfeUn grupo de manifestantes irrumpe en el ayuntamiento de Kensington, en Londres.La reina Isabel II conversa con bomberos durante una reunión con residentes de la torre incendiada.

londres- Scotland Yard elevó ayer a 30 la cifra de muertos en el devastador incendio de una torre residencial en Londres al tiempo que se comprometió a averiguar “qué” fue lo que pasó en ese edificio y “por qué” en la madrugada del miércoles.

Según The Sun, el incendio se originó en la medianoche del martes al miércoles en un apartamento de la cuarta planta de la torre, en el que una nevera sufrió un fallo eléctrico y comenzó a arder. El vecino que vivía en el apartamento avisó a los vecinos de lo sucedido y las llamas se propagaron rápidamente.

Al parecer, el material que se empleó para revestir la fachada del bloque de pisos, durante unas obras de reforma en 2016, era la opción “más barata e inflamable”, según publicaba ayer The Guardian.

La empresa Omnis Exteriors, proveedora del compuesto de aluminio, que contenía polietileno, y que se usó para rehabilitar el exterior del edificio de 24 plantas y 120 viviendas en North Kensington, en el oeste de Londres, donde vivían entre 400 y 600 personas, entre ellas muchos niños, reconoció al periódico que se le pidió la opción más económica.

El director de la firma, John Cowley, dijo al diario que se le encargó el material llamado Reynobond PE, que es 2,3 euros más barato por metro cuadrado que Reynobond FR, el cual es “resistente al fuego”. “Suministramos componentes para un sistema creado por el equipo de diseño y construcción de este proyecto”, dijo Cowley. Al parecer, este revestimiento está prohibido en países como EEUU.

quejasLos residentes de la torre Grenfell, situada en el oeste de Londres y que incluye viviendas de protección oficial, llevaban años quejándose de la mala seguridad del edificio, construido en 1974, y de la falta de medidas contra incendios.

El comandante Stuart Cundy, de la Policía Metropolitana de Londres, admitió que se prevé que el número de víctimas mortales aumente, ya que hay algunos heridos en estado crítico, cadáveres que continúan dentro del inmueble y al menos 76 personas siguen desaparecidas.

Decenas de personas irrumpieron ayer en el Ayuntamiento de Kensington y Chelsea para protestar por la falta de respuestas tras el incendio. Los familiares de las víctimas y otros residentes acusan al consistorio de desoír durante años sus quejas sobre las insuficientes medidas contra incendios del edificio y también de no atender adecuadamente a los supervivientes. En la BBC, el concejal laborista Robert Atkinson aseguró entender el enfado de la gente e instó al primer edil conservador a “afrontar la situación” y a proporcionar vivienda alternativa a las familias desahuciadas. “No entiendo por qué los líderes del consistorio no están atendiendo esta protesta”, afirmó.

En una visita no anunciada, se desplazaron ayer la reina Isabel II y el duque de Cambridge hasta la zona afectada, donde la monarca y su nieto -segundo en la sucesión al trono británico- visitaron un centro polideportivo comunitario, habilitado para asistir a los afectados por el fuego. La soberana y el príncipe Guillermo departieron con miembros de la policía, efectivos de la Brigada de Bomberos, voluntarios y residentes.

La primera ministra, Theresa May, realizó ayer una visita privada a algunos de los heridos en un hospital de la capital, mientras los medios la criticaron por no entrevistarse el jueves con los afectados. May ha prometido que se llevará a cabo una investigación oficial para esclarecer “a fondo” la causa del siniestro.

ayuda

5,7

La primera ministra británica, Theresa May, anunció ayer que se destinarán 5 millones de libras (unos 5,7 millones de euros) a facilitar ayuda de emergencia a las víctimas del incendio del miércoles en Londres.

desaparecidos

65

Un total de 65 personas han muerto o siguen desaparecidas desde el incendio que asoló las 24 plantas de la torre de apartamentos Grenfell Tower en el barrio de Kensington, según los cálculos realizados por el diario británico ‘The Sun’.

Últimas Noticias Multimedia