Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Supremo resuelve que los altercados de Pamplona sean juzgados por terrorismo

El alto tribunal contradice a la Audiencia Provincial de Navarra y confiere a la Audiencia Nacional la competencia del caso

Andoni Irisarri - Sábado, 17 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Los hechos se produjeron en varias calles del centro de la ciudad (en la imagen, calle Chapitela), y las detenciones fueron en Navarrería.

Los hechos se produjeron en varias calles del centro de la ciudad (en la imagen, calle Chapitela), y las detenciones fueron en Navarrería. (Foto: Edu Sanz)

Galería Noticia

Los hechos se produjeron en varias calles del centro de la ciudad (en la imagen, calle Chapitela), y las detenciones fueron en Navarrería.Vecinos de Bakaiku votan por el derecho a decidir en 2016.

pamplona- Los altercados producidos en Pamplona el pasado 11 de marzo serán juzgados en la Audiencia Nacional como parte de un presunto delito de terrorismo en concurso con lesiones, daños, desordenes públicos, incendio y atentado. Así lo ha decidido la sala segunda del Tribunal Supremo, que contradice el criterio de la Audiencia Provincial de Navarra y resuelve el conflicto competencial que existía entre el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona y la Audiencia Nacional a favor de esta última instancia, que finalmente será la encargada de investigar los sucesos que enfrentaron a un grupo de manifestantes y a agentes de la Policía Nacional durante el transcurso de una manifestación no autorizada. Como consecuencia de estos hechos, tres jóvenes originarios de Rentería fueron detenidos y permanecen presos en la cárcel de Pamplona. A partir de ahora, la instrucción del caso pasará a manos de la juez Carmen Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional y magistrada a la que también han asignado el caso de la pelea tabernaria de Alsasua.

Los altercados se produjeron durante la tarde del pasado 11 de marzo en Pamplona. Ese día, un grupo de unas 400 personas reunidas bajo la iniciativa Errepresioari Autodefentsa marchó sin autorización por algunas calles del centro de la ciudad. En un momento dado, algunos miembros del grupo provocaron daños en “mobiliario urbano, viviendas y comercios”, según apunta el auto del Supremo, y también entablaron choques con agentes uniformados de la Policía Nacional. Como consecuencia de estos altercados resultaron heridos varios agentes y fueron detenidos tres jóvenes, naturales de Rentería (Gipuzkoa) y que se habían desplazado hasta Pamplona para la marcha.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, que recibió el caso al estar de guardia, dictó prisión preventiva para los tres detenidos y se inhibió en favor de la Audiencia Nacional, al considerar que los altercados podían constituir un delito de terrorismo del artículo 573 del Código Penal. El Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, a través de un auto de 24 de marzo, aceptó el caso, algo que fue ratificado por el mismo tribunal el 29 de marzo. Sin embargo, la decisión del juzgado de Pamplona de inhibirse fue recurrida por la defensa de las familias, algo que estimó parcialmente la Audiencia Provincial de Navarra. Esta, a través de la Sección Primera, mantuvo la prisión para los jóvenes, pero consideró competente para la investigación del caso al Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, el primero que recibió la causa, al considerar que se trataba de un delito grave de desórdenes públicos, pero no de terrorismo. Un pronunciamiento que generó un conflicto competencial que forzó al Tribunal Supremo a decidir qué sala se haría cargo de la instrucción de los altercados.

En ese sentido, el alto tribunal, de acuerdo con el criterio de la Fiscalía y con el único ánimo de “determinar la competencia”, indica que “los hechos se ejecutaron mediante conductas concertadas dirigidas a crear un estado de terror e inseguridad ciudadana”, por lo que al menos “de forma incidiaria nos encontramos ante hechos que pueden ser perfectamente subsumidos en el delito de terrorismo en concurso con presuntos delitos de lesiones, daños, desórdenes públicos, incencio y atentado”.

Últimas Noticias Multimedia