Los más de 200 alojamientos ilegales en Iruña reabren la polémica en San Fermín

El Gobierno intensifica las inspecciones y el Ayuntamiento quiere intervenir sobre pisos vacíos

A. Ibarra Patxi Cascante - Sábado, 17 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Unas 4.000 plazas hoteleras legales en Pamplona y su Comarca incluyendo pensiones, hoteles y pensiones, y un número sin determinar de alojamientos ilegales. El concejal delegado de barrio del Ayuntamiento de Pamplona Alberto Labarga aseguró en el último Foro del Casco Viejo que la idea del Ayuntamiento es mantener después de Sanfermines un taller-debate con operadoras de internet siguiendo el modelo de Donosti. “Es un tema que tiene que ver también con la presencia de viviendas vacías, y donde queremos intervenir”, subrayó.

El Gobierno de Navarra, a su vez, ha intensificado este año sus inspecciones y ha recibido más de 50 solicitudes de apartamentos turísticos para ser registrados, además de la apertura de expedientes sancionadores (en mayo había 20) a los que no estén dados de alta.

Para Nacho Calvo, desde la Asociación de Hostelería de Navarra, en Pamplona habrá unos 200 alojamientos ilegales, además de todos los pisos que se ofrecen de manera clandestina en residencias propias. “Muchos de los que se ofrecen a través de webs no dan la cara, aparece una calle y una foto del interior pero no dan más datos”, subraya. “Hay mucha más oferta ilegal que legal en este momento”, subraya. Recuerda que el Tribunal Supremo (TS) ha dado la razón a la Generalitat que obligaba a Homeaway a bloquear de su página web de vacaciones cualquier contenido relacionado con empresas y establecimientos de apartamentos turísticos de Catalunya que no dispusieran de la licencia pertinente. Barcelona decidió también el año pasado multar con 600.000 euros a Airbnb y Homeaway por anunciar pisos sin licencia. La infracción es calificada como muy grave por la Ley de Turismo de Catalunya. En aquel momento había 3.812 anuncios sin licencia publicados en Airbnb y 1.744 en Homeaway.

En el caso de Donosti, sólo un 13% de los apartamentos turísticos que se anuncian por medio de la plataforma Airbnb tienen licencia de alojamiento regulada mientras que el resto funcionan de modo alegal. La nueva Ley vasca de Turismo entró en vigor el año pasado con el reto de regular 2.424 apartamentos que hay sin reglar en Gipuzkoa. En Iruña son más de 300 los que se ofrecen en Sanfermín (entre 40 y 500 euros la noche) desde plataformas como Airbnb, aunque el campo de búsqueda se reduce entre el 6 y el 9 a menos de 50. Se desconoce cuántos de ellos no están dados de alta.

Stephanie Mutsaerts (web Heart of Pamplona) admite que este año, tras el anuncio del Gobierno foral de intensificar los controles, hay muchas personas que salieron de internet, pero con reservas cerradas. Por otro lado, asegura que hay operadores de internet que trabajan con propietarios que no declaran. Sin embargo, no es el mayor problema. “Hay mucha gente que ofrece su vivienda o la de los abuelos, y hace negocio a través de traficantes”, subraya. Y sigue habiendo páginas web donde se ofertan anuncios de pisos ilegales que se destacan más o menos en función de la cantidad que se aporte, indica. “Gracias a las inspecciones, se ha logrado intervenir en casos fragantes, como el de una persona que administraba más de una veintena de apartamentos, muchos de ellos ilegales;pero todavía queda mucho por hacer. De hecho, a estas alturas del año, los que estamos pagando impuestos y ofrecemos unas garantías de seguridad como extintores de incendios o detectores de humo, con viviendas bien equipadas, además de estar asegurados, no hemos logrado ocuparlos al 100%. Existe una competencia desleal muy clara”, expone.

Por otro lado, cree que sería importante llegar a acuerdos como lo han hecho otras ciudades, con plataformas como Airbnb: “Es muy difícil si no hay una colaboración que regularice este mercado”.

‘hundredrooms’En relación a los precios de los alojamientos oficial,es portales como Hundredrooms,que trabaja cono Booking.com, 9flats.com, Ony-Apartaments, HouseTrip, Airbnb, Wimdu o HomeAway, entre otros, asegura que más del 80% de los alojamientos vacacionales disponibles ya se han alquilado para el fin de semana grande, entre el 6 y el 9 de julio. El precio medio, según Hundredrooms, para estos días, se encuentra en 610 euros por noche (para cuatro o más personas) debido al incremento del 448% respecto al precio medio en temporada baja. El mayor precio por noche en un apartamento se sitúa en 900 euros y, el más económico, en 156. El top: 2.200 euros la noche. El sector hotelero, por su parte, asegura que no todos los hoteles están en webs como Booking, que cobra un 20% por cada reserva, o no todas sus habitaciones. Añaden que todavía quedan plazas y que este año está costando más, lo que atribuyen a factores como “el terrorismo” ante la masificación y al temor ante “las agresiones sexuales”. En La Perla la habitación doble está en 1.100, y 832 en el Pompaelo. Otro ejemplo, el AH Sanfermín a 270€, completo.