SE augura un nuevo récord de abstención

La participación en Francia a las 17 horas es del 35%, más baja que en la primera vuelta

EFE - Domingo, 18 de Junio de 2017 - Actualizado a las 19:10h

Personas votan en la segunda ronda de las elecciones legislativas francesas.

Personas votan en la segunda ronda de las elecciones legislativas francesas. (EFE)

Galería Noticia

Personas votan en la segunda ronda de las elecciones legislativas francesas.

PARÍS. La participación en la segunda ronda de las elecciones legislativas francesas era del 35,33 % a las 17.00 horas (15.00 GMT), tres horas antes del cierre de las mesas, lo que supone un descenso de más de cinco putos frente a la primera vuelta y augura un nuevo récord de abstención.

Los datos de Ministerio del Interior indican que a la misma hora del pasado domingo, la participación fue del 40,75 %, en una jornada en la que al final votó un 49,71 % del censo, la mayor abstención de la historia del país en unas legislativas. La cifra de hoy es también muy inferior a la registrada en las legislativas de hace cinco años, cuando a tres horas del cierre de los colegios en la segunda vuelta había votado el 46,42 % del electorado. Esos comicios marcaban hasta ahora el récord de abstención total, el 44,60 %.

En 2007, la participación a las 17.00 horas era del 49,58 %, en una jornada en la que la abstención total fue del 40,02 %. El instituto de sondeo Elabe estimó que la tasa de participación total, conocidos estos datos, puede rondar hoy el 42 %. La mayoría de las mesas electorales francesas cerrará en una hora, aunque las de las ciudades más grandes lo harán a las 20.00 horas (18.00 GMT). Francia renueva hoy 573 de los 577 escaños que componen la Cámara baja, puesto que 4 fueron elegidos ya en la primera vuelta.

Los sondeos auguran una amplia mayoría para el partido del presidente, Emmanuel Macron, que se impuso en las presidenciales del pasado 6 de mayo, lo que le dejaría manos libres para aplicar las reformas que prometió en campaña. Macron, que votó a primera hora de la mañana en la localidad de Le Touquet, en el noroeste del país, antes de participar en una ceremonia militar de homenaje a los resistentes caídos en la Segunda Guerra Mundial.