Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Mesa de Redacción

El Estado necesita sobrevivir al PP de Rajoy

Por Joseba Santamaria - Domingo, 18 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

  • Mail

del debate de la moción de censura contra Rajoy en el Congreso me queda clara una idea: que el tiempo del PP y de Rajoy se termina. No tanto porque el PSOE y Podemos hayan abierto de nuevos sus puertas al diálogo y a la posibilidad de acuerdos, que también, sino porque ese debate describió la dura realidad de un Estado que presenta síntomas graves de decadencia institucional y política y una tendencia desesperada al autoritarismo para tratar de encubrir los problemas políticos y sociales. La corrupción y el referéndum en Catalunya apuntan a un modelo político español en crisis creciente, donde la separación de poderes hace ya mucho tiempo que pasó a la historia, si es que fue real en algún momento. La vuelta atrás al régimen bipartidista del 78 fue un intento desesperado de hace tres años que acabó enterrado en las urnas por las nuevas generaciones, cada vez lejos de ese régimen en el que una pequeña plutarquía de privilegiados acaparó durante décadas el reparto del poder político, institucional y económico-financiero. Pero no sólo por esas dos cuestiones, esas sí cuestiones de Estado, sino que además esta misma semana Bruselas desvelaba que el paro real en el Estado español supera el 30%, muy lejos de las cifras oficiales, la deuda pública batía un nuevo récord situándose en el 100,4% del PIB español, el entramado bancario financiero ofrecía otra muestras de crisis global con el hundimiento del Banco Popular y la ruina de miles de accionistas, el Consejo de Economistas situaba en más de 26.000 millones de euros la pérdida de ingresos del Estado por el fraude fiscal y el Tribunal Constitucional dejaba en evidencia al Gobierno de Rajoy con la anulación por inconstitucional de la amnistía fiscal de Montoro. Y como colofón, el Banco de España da por perdidos decenas de miles de millones de euros en el rescate bancario tras la burbuja inmobiliaria y el desmadre crediticio. La moción de censura sirvió para poner la realidad del Estado ante el espejo y la imagen que muestra es la de riesgo de supervivencia. El problema de la corrupción no está cerrado. Es una losa ética que envilece la calidad de la democracia española y su recorrido judicial, pese al asalto del Gobierno al control de los altos tribunales, aún será largo en el tiempo. Igualmente, la estrategia de inmovilismo político y acoso judicial y mediático a Catalunya es un camino sin salida para el Estado. Porque será inevitable que Catalunya vuelva a pronunciarse democráticamente sobre su futuro antes que después. Y será necesario pactar los términos de ese referéndum. No es tiempo ni lugar la Europa del siglo XXI para tanques ni alzamientos. La España uniforme y centralista haría mejor en intentar ganar ese refrendo sumando una mayoría de catalanes. Como ocurrió entre Gran Bretaña y Escocia con normalidad democrática y social. Y quizás en ello esté ya el Estado, preparando un relevo al PP y a Rajoy con el PSOE de Sánchez y la inclusión de Podemos de Pablo Iglesias -Ciudadanos de Albert Rivera se hundió un poco más en su intento de aparentar ser un partido útil jugando el papel de portavoz secundario del PP- a corto o medio plazo. Habrá nueva moción de censura o nuevas elecciones con los Presupuestos de 2018 ya aprobados con la mayoría parlamentaria que dispone ahora Rajoy. Es inevitable si el Estado quiere sobrevivir a Rajoy. Lo contrario es el riesgo serio y real de que no sobreviva a Rajoy.

  • Mail

Herramientas de Contenido

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad