Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“Sería un respaldo a todos los que han trabajado estos 40 años”. “Este chupinazo tiene que ser un ‘no’ claro a las agresiones sexistas”

Andrea, que propone a Asun Casasola, lleva 40 años de lucha por unas fiestas igualitarias

Domingo, 18 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- Mujeres, con nombre propio, y que llevan ya 40 años trabajando por unas fiestas igualitarias. Andrea/ Lunes lilas defiende que este es el momento de que esta reivindicación salga al balcón el 6 de julio, y de la mano de Asun Casasola, la madre de Nagore Laffage, asesinada en San Fermín. Lo explica Tere Sáez: “¿Por qué? Por tres razones importantes: una porque lo tiraría Asun y, en este sentido, la ciudadanía de Pamplona haría una reparación, algo que la justicia no hizo con ella. Después, supondría el reconocimiento a todo un trabajo en materia de fiestas igualitarias desde hace 40 años, y en tercer lugar, porque respecto a las agresiones sexistas tiene que haber un no muy claro en este chupinazo, y sobre todo, a dos meses del juicio de la manada, es fundamental”. Respecto a tiene encaje que un hecho tan trágico pueda protagonizar el arranque festivo, Sáez opina que “el suceso fue terrible, claro que sí, pero precisamente lo que diría Iruña en ese momento es que queremos que esto nunca más suceda y la fiesta sea como se merece”, porque “ocultando las cosas ni las reponemos ni las reparamos”. Por eso “es importante “ponerlas en valor y decir: ‘Nunca más”.

VISUALIZAR LOS CASOSHace 9 años de la muerte de Nagore y su madre no ha podido pisar los Sanfermines nunca más. Ella fue víctima de la violencia machista, como cada año muchas mujeres lo son en la fiesta: “El caso de Nagore visualizó el problema, pero las agresiones sexistas en San Fermín venían sucediendo históricamente. Nosotras pedíamos los datos y los negaban. Se decía que en San Fermín no pasaba nada, pero no es cierto”. Porque, a pesar de que se ha avanzado y hoy, por ejemplo, en el tendido de sol son las propias peñas las que protestan si a una mujer se le tira de todo, sigue siendo una fiesta machista: “Tenemos derecho a la fiesta y a la noche”, dice Sáez y añade que “antes solo se conocían las agresiones sexuales, y ahora se puede detectar qué es realmente la violencia machista, todo aquello que te hacen contra tu voluntad”. Porque “nosotras no tenemos que andar con vergüenza, quien tiene que cambiar de mirada es aquel que sigue pensando que somos objetos sexuales”.

Asun Casasola quiso señalar que “solo por ser candidata, yo me siento agradecida, porque en estos 9 años me he sentido muy arropada, y con eso estoy satisfecha”. De ganar, “sería importantísimo por unas fiestas sin violencia, en igualdad”, porque “esta es una ciudad en la que hay que trabajar en este tema”. Pero, además, “sería un homenaje a ella”. - M.Salvo/ A.Ibarra

“Es una ocasión única para defender la diversidad y la convivencia”

Djamila Maiga aboga por una ciudad abierta desde Iruñea Ciudad de Acogida

pamplona- Pamplona será ciudad de acogida en San Fermín. Miles de personas llegadas de diferentes puntos del planeta entrarán y saldrán de la ciudad con absoluta libertad. “Gente que viene con dinero y nadie se pregunta qué hacen aquí. No ocurre lo mismo con los millones de personas colgadas en la valla de Melilla, retenidas en Grecia o encalladas en una patera arriesgando hasta su vida, asegura Djamila Maiga. Mientras Europa levanta muros ante la crisis migratoria pueblos como el de Iruña a través de plataformas como Iruñea Ciudad de Acogida quieren construir una ciudad “abierta” que acoja a aquellas personas que no tienen alternativas, que huyen del hambre, las guerras, las desigualdades económicas. “Creemos que los Sanfermines son una oportunidad para lanzar un mensaje a favor de la igualdad, la convivencia y la diversidad. Una diversidad que tiene que ser completa y que nos hace más fuertes. Todas las personas valemos, sólo necesitamos tener una oportunidad”, subraya Djamila, natural de Mali, y que lleva nueve años en Pamplona. Está casada, tiene dos hijos, trabaja en una ONG y pelea en la defensa de los derechos de personas migrantes, en especial de las mujeres y niñas, y en temas como la mutilación genital femenina. “La inmigración conlleva sufrimiento y dolor pero más para las mujeres que sufren violaciones en el tránsito. Agradece a la plataforma de mujeres contra la violencia sexista que propuso la candidatura. El discurso xenófobo y del odio nos vende que “las personas que vienen son el problema, vienen a quitarnos el trabajo y los recursos cuando no a ponernos bombas...”, añade Carmen Lakuntza. Es necesario conocer las razones que están detrás de los desplazamientos migratorios: el cambio climático, las guerras, la pobreza, los intereses económicos... Iruñea Ciudad de Acogida nació a raíz del foco mediático que se puso con los refugiados de Siria e Irak en 2015, diferenciándolos del “negro y pobre del que es más fácil pasar y no tiene nada que ver conmigo”. De los 300 refugiados que estaba previsto que acogiera Navarra, han llegado 35. Desde la plataforma se está trabajando en un protocolo de acogida con el Gobierno foral y los ayuntamientos para obtener compromisos concretos. Djamila se siente feliz en Iruña. “He visitado otros países de Europa y como aquí no me siento en ningún sitio. Por la apertura de la gente, por su cultura”, y quizá por encontrar gente reivindicativa como ella. Además del trabajo de sensibilización ahora pretenden crear espacios de convivencia real. - A. Ibarra/M.Salvo

las claves

DYA defiende el trabajo de 700 voluntarios “más preparados que nunca”

pamplona- Son 700 voluntarios en Navarra y todos ellos se vuelcan en las fiestas de San Fermín, la prueba de fuego para una asociación sin ánimo de lucro que ha arriesgado mucho en sus 40 años de vida. “Todos y todas vienen a colaborar y echar un cable para que las fiestas discurran en calma y sin sobresaltos”, admiten Manu Chueca y Peio Jiménez. Lo dan todo. La carrera se defiende desde varios puestos de socorro, ambulancias medicalizadas y equipos para auxiliar a todos los corredores y corredoras. El anecdotario es infinito. Manu recuerda aquella cornada de un corredor que fue atendido en el cuarto piso de Estafeta consciente de ella dos horas después del encierro. Para el cohete existe un dispositivo especial. Los voluntarios y quienes participan en el dispositivo sanitario están “más preparadas que nunca pero, al mismo tiempo, el número de atenciones se reduce”. “Por ejemplo, desde que se prohibió la entrada de vidrio al chupinazo se ve claro”. “También la gente está más concienciada y tiene comportamientos más cívicos”. Voluntarios con preparación sanitaria, psicológica, en materia de prevención de sucesos (equipos de rescate, etcétera), a la hora de intervenir en un suceso en el que se produzcan multitud de víctimas...

Son conscientes de que las fiestas han cambiado. Del peso de las tradiciones al del ocio y el consumo de bebidas y otras sustancias, y a partir de ahí, la mayor necesidad de mediación. “El tema del alcohol se nota en las atenciones. Antes la gente venía a ver el cohete a la plaza consistorial. En los últimos años la Plaza del Castillo, Sarasate o Carlos III son espacios masificados. Por otro lado, los jóvenes y adolescentes empiezan a beber a edades más tempranas y “de forma muy voraz” lo que genera problemas.

DYA se fundó en 1977 y la posibilidad de lanzar el cohete sería un empuje y un homenaje no sólo a todos los voluntarios actuales sino a todos aquellos que han “ayudado a que DYA Navarra llegue hasta aquí”. Aunque la faceta más conocida es la de ayuda en carretera, el área social de la asociación está trabajando en proyectos interesantes como el acompañamiento a personas que se quedan aisladas en sus domicilios sin salir de casa.

Curso de primeros auxilios en la infancia, en la montaña para monitores de scouts, manejo de desfibrilador semiautomático, soporte vital básico... forman parte de su escuela de formación. Y el Ayuntamiento ha mejorado la ayuda para protección civil en los principales eventos de la ciudad. - A.Ibarra/M.Salvo

“Durante años se decía que en San Fermín no pasaba nada;no era cierto”

tere Sáez

Andrea/ Lunes Lilas

“El consumo de alcohol se produce en edades cada vez más tempranas”

Manu Chueca

Área social de DYA

“Ante el mensaje del ‘no vuelvas sola’, defendemos empoderar a la mujer”

Bilgune Feminista: “Hay que poner nombre a la agresión sexista y que se visibilice en fiestas”

Pamplona- Vienen propuestas por las peñas, porque con ellas han trabajado en los últimos años en materia de igualdad, preparando protocolos contra las agresiones sexistas en la fiesta, y apostando por la presencia de la mujer en los colectivos, presidiendo peñas, por ejemplo, o disfrutándolas, simplemente, a pleno derecho.

Zuriñe Redondo, de 25 años, forma parte del colectivo Bilgune Feminista, que “se gestó hace 15 años a nivel de toda Euskalerria”, y que en los últimos años se ha internado en diversos ámbitos de trabajo por la igualdad. Y la fiesta de San Fermín es uno de ellos: “Nosotras trabajamos para que las mujeres puedan vivir su día a día y disfrutar en libertad, pero también en fiestas y en los espacios festivos, porque, como muchas veces decimos ‘la calle y la noche también son nuestras’”. Bilgune Feminista forma parte del grupo de trabajo Sanfermines en Igualdad, un foro de debate, donde, según opina, se han conseguido cambios: “Se ha hecho un gran esfuerzo, sobre todo en los últimos Sanfermines. Se ha desarrollado un protocolo en contra de las agresiones sexistas, y eso creo que ha sido gracias a la aportación del movimiento feminista y a las propias mujeres”. Porque, a su juicio, el mensaje “está calando, y se nota en la respuesta de la ciudadanía”, dice y añade que “se está viendo que somos necesarias, y la gente se está dando cuenta de que se está haciendo un buen trabajo, aunque queda mucho por hacer todavía” en materia de igualdad.

Mujeres, muchas de ellas muy jóvenes, que trabajan por las mujeres, porque, como dice, todas “hemos sido objeto alguna vez en la fiesta de agresiones sexistas. Comentarios, tocamientos, miradas... si preguntas a cualquier mujer, casi todas recordarán algún momento”. Ante estos comportamientos, Bilgune Feminista señala que “no hay que tener miedo” y añade que “nos han educado a no volver solas a casa, por ejemplo”, cuando “tenemos que optar por emponderar a la mujer. Realizamos muchos talleres de autodefensa, no sólo física, sino como una actitud personal y colectiva, de que no estamos solas”. Porque “las agresiones sexuales son la punta del iceberg, pero detrás existe todo un sistema que vende una imagen femenina”. De hecho, ellos “se siguen creyendo que porque vean a una mujer en un ambiente festivo tienen el derecho a tocarle o decirle cualquier cosa. En el día a día de San Fermín, las mujeres vivimos continuas agresiones sexistas y es el momento de que se les ponga nombre y se visibilicen”. - M.Salvo/A.Ibarra

“La inmigración conlleva sufrimiento y dolor pero más para las mujeres”

Djamila Maiga

Pamplona Ciudad de Acogida

“Miradas, tocamientos... Si preguntas, muchas recuerdan casos”

Zuriñe Redondo

Bilgune Feminista

Herramientas de Contenido