Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La República En Marcha (LREM) arrasa

Amplia mayoría absoluta para Macron en Francia con una abstención de récord

Abrumadora mayoría de La República en Marcha en la segunda vuelta de las legislativas
La histórica derrota del Partido Socialista obliga a su líder a dimitir
Le Pen obtiene por primera vez acta de diputada

Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

El presidente Emmanuel Macron, gran vencedor de las legislativas, estrecha la mano del presidente de su mesa electoral situada en Le Touquet.

El presidente Emmanuel Macron, gran vencedor de las legislativas, estrecha la mano del presidente de su mesa electoral situada en Le Touquet. (Foto: Afp)

Galería Noticia

  • El presidente Emmanuel Macron, gran vencedor de las legislativas, estrecha la mano del presidente de su mesa electoral situada en Le Touquet.
  • El presidente francés, Emmanuel Macron, acudió ayer a un colegio electoral de Le Touquet en la segunda vuelta de las elecciones legislativas galas. Fotos: Efe
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

parís- La República En Marcha (LREM), el partido del presidente francés, Emmanuel Macron, confirmó ayer su victoria en la segunda vuelta de las elecciones legislativas y tendrá una abrumadora mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, según las proyecciones de voto difundidas por los medios franceses. Esta amplia victoria quedó, sin embargo, deslucida por la alta abstención: alrededor del 56,6%.

La formación macronista tendrá de 355 a 425 escaños en la Cámara Baja, muy por encima en cualquier caso de los 289 que marcan la mayoría absoluta, mientras que el partido conservador Los Republicanos queda como segunda fuerza a gran distancia, con entre 95 y 133 diputados. Las proyecciones muestran así un amplio triunfo de LREM, aunque algo inferior a lo previsto en las encuestas a lo largo de la última semana.

El portavoz de Los Republicanos François Baroin destacó, tras la celebración de la segunda vuelta, que “el veredicto de las urnas es claro”, en referncia a la mayoría absoluta de Macron. “Los Republicanos tienen un grupo suficientemente importante como para que puedan ser escuchados en la Asamblea Nacional, pero deberán comenzar su reconstrucción y juzgar a su jefe de filas para las legislativas”. El portavoz se dirigió en particular a una nueva generación de cargos electos conservadores. “Se merecen nuestro respeto esta noche. Quiero decirles que este combate no ha sido en vano. En especial, quiero decirles que tienen sobre sus hombros gran parte de la reconstrucción”, subrayó.

También se confirma la debacle esperada para el Partido Socialista, que hasta ahora controlaba la mayoría en la Asamblea Nacional, que se quedaría ahora con entre 27 y 49 diputados junto a sus socios ecologistas. Así, minutos después de que las estimaciones mostraran una derrota histórica de su partido, el líder de los socialistas franceses, Jean-Christophe Cambadélis, anunciaba su dimisión.

“Hay que construir una nueva oferta política de izquierdas para contrarrestar el neoliberalismo y el nacionalismo”, indicó Cambadélis, quien señaló que una dirección colectiva se hará cargo del partido. “La izquierda tiene que cambiar forma y fondo, ideas y organizaciones, abrir un nuevo ciclo. Hay que volver a pensar las raíces del progresismo, que son el estado del bienestar y la extensión constante de los derechos”, aseguró.

Cambadélis señaló que el “triunfo incontestable” del partido del presidente, Emmanuel Macron, y la “derrota incuestionable” de la izquierda y “sin contestación” del PS debe abrir una reflexión. “Los franceses han elegido dar una oportunidad al presidente y no han dejado opciones a sus adversarios. Tiene todo el poder. Pero su triunfo esconde un lado artificial (...) porque su imponente mayoría no refleja la realidad social del país”, dijo. Cambadélis pidió a Macron que “escuche al país” y no se aisle del “diálogo social”.

Mientras, La Francia Insumisa del izquierdista Jean-Luc Mélénchon parecía, según las primeras proyecciones, estar cerca de conseguir su objetivo de poder formar grupo parlamentario propio, para lo que se necesitan 15 escaños, ya que los institutos demoscópicos le dan entre 15 y 30 diputados. De hecho, Mélenchon anunció ayer mismo la formación de ese grupo parlamentario propio, al que se incorporarán los diputados afines elegidos en la segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas. “Hay muy buenas noticias: la primera es que la gran abstención tiene un significado político de ofensiva”, apuntó Mélenchon, electo por la 4ª Circunscripción de Bocas del Ródano. Esta abstención supone una “huelga general cívica en estas elecciones”. “Veo en esta abstención una energía disponible”, apostilló. La segunda buena noticia es que “el pueblo francés tiene en la Asamblea un grupo, La Francia Insumisa, coherente, disciplinado, a la ofensiva”, argumentó.

debut de le penPor su parte, el ultraderechista Frente Nacional se quedaría de nuevo sin alcanzar su meta de tener grupo propio, aunque puede haber obtenido un mejor resultado del que apuntaban los sondeos, con entre 4 y 8 actas. Así la líder ultraderechista francesa Marine Le Pen fue elegida ayer, por vez primera, como diputada en la Asamblea Nacional, tras haber vencido en la segunda vuelta en su circunscripción del norte del país.

Le Pen anunció que su partido contará con, al menos, seis diputados en la nueva Cámara Baja, frente a los dos actuales. Le Pen aseguró que los otros partidos “ya han mostrado su disposición a trabajar” con el presidente lo que convierte al Frente Nacional en “la única fuerza de resistencia a la disolución del modelo francés”.

Esta segunda vuelta de las legislativas aparece marcada por la altísima abstención, que ha situado la participación, a falta de confirmarse, en torno al 42%, lo que marca un récord histórico en la V República, fundada en 1958. - Efe/D.N.

Herramientas de Contenido