Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
María Jesús Condón Jefa del servicio de rehabilitación del complejo hospitalario de navarra

“La gente se equivoca, cree que hacer rehabilitación es como ir al masajista”

Condón se sabe ‘experta para todo’ pero reivindica el papel del médico rehabilitador para mejorar la discapacidad del paciente en un sinfín de patologías

Una entrevista de Concha Lago - Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

La doctora Condón mejora la discapacidad de sus pacientes.

La doctora Condón mejora la discapacidad de sus pacientes.

Galería Noticia

La doctora Condón mejora la discapacidad de sus pacientes.

pamplona- España sufre un déficit de médicos rehabilitadores para hacer frente al gran aumento de la discapacidad motivado por el envejecimiento y la mayor incidencia de enfermedades crónicas. Se calcula que un 10% de la población sufre alguna discapacidad pero no hay especialistas para todos. Apenas se contabilizan tres por cien mil habitantes cuando en Europa la media es de cuatro o cuatro y medio.

¿Tendemos a confundir la labor de un médico rehabilitador con la de un fisioterapeuta?

-A todas horas. Pero nosotros somos como el ginecólogo y la matrona. Nosotros vemos al paciente en la consulta, les exploramos, les valoramos y les hacemos el diagnóstico. Y si necesitan fisioterapia van al fisio. Aunque a veces en la consulta solucionamos el problema.

¿Cómo?

-Con medicación, con ejercicios que les enseñamos, con ecografías, con infiltraciones, con ondas de choque... La rehabilitación está yendo hacia la evaluación con el uso de nuevas tecnologías y hacia el intervencionismo, como cuando, por ejemplo, pinchamos la toxina botulínica a pacientes neurológicos que han sufrido un ictus.

Coincidirá conmigo en que su especialidad es tan amplia que ayuda a liarse.

-Sí. Estoy harta de que me vean como un fisio y no lo soy. La gente se cree que venir a rehabilitación es ir al masajista y está totalmente equivocada. Si tienes problemas para tragar, te mandan a un rehabilitador, que te hace un tratamiento para la disfagia. Si tienes una incontinencia urinaria después de un parto, no se va al ginecólogo, se va a rehabilitación para aprender ejercicios de suelo pélvico. Imagina que tienes un nódulo en una cuerda vocal y te quedas afónica, pues tienes que ir a un rehabilitador y luego a un logopeda.

Parece que valen para todo.

-Es que hay rehabilitación de cardio, de neurología... También actuamos con el inmovilismo, que es el gran problema de los pacientes que están mucho tiempo ingresados, gente mayor que se queda sin andar y pierde masa muscular. También ayudamos a volver a respirar después de una cirugía cardíaca, o de una cirugía torácica para que los pacientes no tengan complicaciones en el postoperatorio.

Pues a menudo se cree que se limitan al aparato locomotor.

-Es una especialidad súper amplia. Nosotros hacemos un diagnóstico y una valoración de los pacientes y les ponemos un tratamiento. Siempre con el objetivo de mejorar la discapacidad del paciente.

¿Discapacidad en qué?

-Pues discapacidad en un amputado que le ponemos una prótesis para que camine otra vez. Discapacidad del paciente que ha sufrido un ictus y tiene una hemiplejia y lo integramos a la sociedad lo mejor posible. Discapacidad que causa una fractura de cadera, la que te produce una artrosis de columna cervical, de cuello, de una osteoporosis, de una incontinencia urinaria...

Cualquier persona puede necesitar a lo largo de su vida un médico rehabilitador.

-Se podría decir que todo el mundo a lo largo de su vida ha pasado por rehabilitación. Además cada vez hay población más envejecida, cada vez hay más enfermedades crónicas y eso nos lleva a necesitar más rehabilitación.

¿Cuáles son los cuadros más frecuentes que atienden?

-Todo el mundo tiene a lo largo de la vida un dolor en un hombro, le duele la rodilla, todo el mundo tiene una cervicalgia o una lumbalgia y todos pasan por la rehabilitación. Lo que pasa que nuestra especialidad está evolucionando mucho. Antes llegabas y te poníamos una electroterapia. Ahora enseñamos al paciente a hacer unos ejercicios y le concienciamos de que tiene que aprender a vivir con su discapacidad y tiene que saber tratarla.

¿De qué manera?

-Es que eso es como si eres alérgico al polen en primavera. No vas al alergólogo todos los años porque tú sabes lo que tienes que hacer. Así que si tu tienes una lumbalgia mecánica, por ejemplo, no tienes que ir al rehabilitador siempre, sabes qué ejercicios debes hacer, cómo tienes que coger las cargas o cómo debes sentarte.

Y encima se dedican a educar al paciente.

-Es que hemos pasado del concepto me están haciendo rehabilitación a estoy haciendo rehabilitación porque gran parte de nuestras terapias necesitan de la colaboración activa del paciente.

¿Tratan muchos daños neurológicos?

-Sí, y es gran trabajo muy duro. Sobre todo la rehabilitación neurológica infantil, los retrasos psicomotores de los niños . También en adultos vemos muchos daños neurológicos como el daño cerebral adquirido o el traumatismo craneoncefálico y, por supuesto los lesionados medulares.

¿Cuáles son los principales avances de la especialidad?

-Todo lo nuevo que hay en patología neurológica y en patología infantil. Y las novedades en todos los procedimientos de intervencionismo, sobre todo en el campo de infiltraciones.

Hablando de infiltraciones, parece que todo el mundo que le duele algo se hace una.

-Es que a veces las infiltraciones te curan muchísimo antes que si estas yendo quince días a un tratamiento de rehabilitación. Pero infiltramos solo con indicación médica.

Las infiltraciones parecen el bálsamo de Fierabrás.

-Las infiltraciones las ponemos muchas veces cuando hemos fracasado con los otros tratamientos convencionales de fisioterapia. Y cuando hay una patología crónica como puede ser algo lumbar ahí sí que infiltramos mucho, hacemos bloqueos para que quiten el dolor. Por ejemplo también es el caso de una hernia discal que te baja el dolor por la pierna, te hacemos un bloqueo. Tú sigues teniendo la misma hernia, pero te eliminamos el dolor. Las infiltraciones son una técnica de tratamiento para quitar el dolor, exclusivamente.

Para muchos de los tratamientos que ustedes prescriben, en la sanidad pública hay unas listas de espera casi infinitas.

-Es verdad. Pero también es cierto que todo lo que es fractura, toda la limitación de movilidad, todo lo quirúrgico, va rápido, en dos días te vemos y se te da el tratamiento... Otra cosa es la patología degenerativa, todos quieren a rehabilitación aunque no les aporte nada. Y hay cosas más urgentes para entrar.

las claves

“Muchas veces ponemos infiltraciones cuando ya han fracasado otras terapias de rehabilitación”

“Todo el mundo tiene a lo largo de su vida un dolor en el hombro, a todos nos duele la rodilla o tenemos lumbalgia”

radiografía

Discapacitados. En el Estado español hay más de 4 millones de personas con discapacidad, casi el 10% de la población.

Causas. Esta discapacidad puede deberse a causas neurológicas, musculoesqueléticas, degenerativas, secuelas de un ictus, problemas derivados de la vejez o dolor crónico.

Ratio de especialistas. La media recomendada a nivel europeo de número de médicos rehabilitadores por cada 100.000 habitantes es de 4-4,5 y la media en el Estado es de 3,1 facultativos.

Últimas Noticias Multimedia