Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una jornada para visibilizar y sensibilizar sobre el acoso escolar

La fundación Arista y el colectivo PICA muestran a las víctimas y a sus familias que “no están solos”

Ainhoa Bravo Iñaki Porto - Lunes, 19 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Pamplona- En un ambiente festivo se celebró ayer en la Plaza del Castillo la primera jornada contra el acoso escolar. La iniciativa, de la Fundación Arista y el colectivo PICA, motoristas solidarios en contra del abuso escolar, tenía como objetivo tratar de visibilizar esta problemática que en “muchos casos se trata de ocultar” y para “combatirlo hay que sacarlo a la luz”, explicó Juan Carlos Laboreo, presidente de la Fundación Arista, además de “sensibilizar a la sociedad de lo que es el acoso escolar”, que sepan que “hay salida”, según añadió Alfredo Belarra, presidente de PICA Navarra. Además, ambos señalaron que lo que se quiere transmitir a las víctimas es que “no están solas” y dar pautas a sus familias para actuar.

La jornada contó con una sección de juegos, hinchables y gigantes, atendidos por personal docente voluntario. Al mismo tiempo hubo acciones dirigidas a las familias para trasladarles su apoyo y asesorarles sobre cómo se puede prevenir el acoso, ya que, según indicó Laboreo, “siempre ha existido”, pero antes los niños al “llegar a casa entraban en su mundo”. “Ahora, con el tema de las redes sociales no tienen ni un minuto de descanso y esto hay que frenarlo”, agregó. Ambas asociaciones resaltaron que la solución no es “sacar a las víctimas de los centros escolares” porque no es el acosado el que tiene que “sufrir las consecuencias” sino el acosador, a quien se le deberían “plantear medidas correctivas”. Laboreo insistió en que los centros “deben potenciar protocolos en contra del acoso”.

Lourdes, la madre de una niña que sufre acoso escolar, compartió su historia y explicó que empezó a darse cuenta cuando su hija decía “que no quería ir al colegio”. Esta mujer ha puesto ya tres denuncias a Educación pero no ha obtenido ninguna respuesta. Mostró su posicionamiento a favor del buen profesorado, quienes deberían enseñar y educar en estos casos y la importancia de “vigilar a los niños”. Los miembros de PICA apuntaron que la herramienta principal es dar voz a “nuestros hijos”, “involucrarse día a día” para detectar el acoso, “dedicarles toda nuestra atención”, “enseñarles cómo combatir un conflicto”, y “estar atentos” en el “uso que hacen de las redes sociales”. En el caso de los “testigos mudos”, hay que decirles que “sean valientes” porque en “esta lucha contra el acoso tenemos que estar todos juntos”.

“SE PUEDE CON TODO”Maialen es el nombre protegido de una chica de 15 que sufrió acoso escolar. Su triste historia comenzó en Primaria, por ir “vestida diferente”, dijo ella misma. Sus padres notaron cambios en su comportamiento y en su actitud, ya que ponía excusas para no ir a clase. Por ello, decidieron acudir al centro, que no se hizo responsable. Cuando pasó al instituto, se volvió a repetir la misma historia, y un día a la salida del colegio unas chicas le esperaron para darle una paliza. Maialen se lo contó a sus padres y decidieron poner una denuncia pero el centro no hizo nada al respecto. “Al final todo se acabó pero nadie debería pasar por esta experiencia”, concluyó.