Fermín Úriz Delantero de la peña sport

“Me haría especial ilusión conseguir mi quinto ascenso a Segunda B”

Fermín Úriz marcó el gol en Nájera que permite a la Peña Sport llegar con las opciones intactas al partido del sábado. Puede celebrar su quinto ascenso

M.J. Armendáriz Ainara Izko - Martes, 20 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Con 29 años, Fermín Úriz es de los veteranos de la Peña Sport. A pesar de haber celebrado ya cuatro ascensos, dice que conseguir uno más con la Peña sería especial.

Llegan al partido definitivo con el mejor resultado en la ida (1-1).

-Sí, después del 2-1 de Las Palmas y, sobre todo, del 4-2 de Castellón tras ir perdiendo 3-0 y 4-1, es un buen resultado. Nos adelantamos en el marcador y, aunque los dos equipos tuvimos opciones de marcar, el empate fue justo. Nos falta rematar en Tafalla.

Desde la prudencia advierten del buen rival que hay enfrente.

-Sí. A mí me sorprendió bastante. Nos tuvo encerrados casi toda la segunda parte. Alguna les cazamos a la contra, pero ellos tuvieron la posesión. Estuvimos corriendo detrás del balón y con el calor asfixiante, se hizo un partido muy duro. Tenemos que cambiar la dinámica de posesión para el partido de vuelta. Además, el campo cambia bastante, porque el suyo es pequeño y estrecho. En nuestro campo y con nuestra gente, tendremos opciones.

Marcar fuera de casa es importante en este tipo de eliminatorias.

-Sí. Tuve alguna más que pude meter y sentenciar. Fue una pena. Pero ellos en el minuto 2 ya habían enviado una al palo y tienen gente arriba que juega muy bien. Por ser un equipo de La Rioja puedes pensar que son más flojos, pero la verdad es que no. Vimos un vídeo y no tenía nada que ver con Castellón y Las Palmas B. Tal vez ahí te confías. Pero una vez empieza el partido, el que está en esta tercera eliminatoria es por algo y el Náxara así lo demostró.

Un gol especial después de una temporada rara.

-Sí. En mayo del año pasado me fui a trabajar con una beca a la embajada de España en Panamá y fiché por la Peña Sport el último día de enero. Jugué tres partidos y me lesioné, forcé y me volví a lesionar. Solo jugué siete partidos de Liga regular. He ido cogiendo la forma y ahora estoy bien.

¿Supone algo especial?

-Este año tengo especiales ganas por el ascenso. No sé si porque me estoy haciendo mayor, pero es así (se ríe). Si ascendemos, sería el quinto. En la Peña he subido tres, la temporada pasada con la Mutilvera, y con el Izarra nos eliminó el Orihuela después de haber caído con el Cornellá. No sé si habrá alguien que haya subido a Segunda B en cinco ocasiones. Y este año nos han pasado cosas muy bonitas. Lo de la eliminatoria ante el Castellón no lo había vivido nunca. Has jugado en campos muy bonitos en Segunda B, has vivido experiencias de todo tipo... pero este deporte no deja de sorprendernos.

¿Lleva un pique personal con Toni, otro de los veteranos de la plantilla?

-Toni me gana en Ligas ganadas (cinco), pero yo le gano en ascensos, que por ahora son cuatro (se ríe). Estar jugándote esto es lo bonito de las temporadas, a pesar de que todavía estás entrenando y más este año, con el calor. Físicamente estamos bien, no tenemos ningún lesionado, y eso en los entrenamientos se nota, porque te tienes que ganar el puesto. Ahora mismo yo no arrastro mucho cansancio, porque empecé a entrenar en enero. Bueno, estoy bien para mis 29 años. Pero si Toni está bien con 35, yo también tengo que decir que me queda cuerda para rato (bromea).

¿Con qué ascenso se queda?

-No sé. El de la temporada pasada con la Mutilvera fue un poco raro, porque el 23 de mayo tuve que estar en Panamá y tengo menos recuerdos. El de Formentera fue inolvidable por la celebración en Ibiza, aunque siempre te quedas con los que te han costado más. Tal vez el que subimos ante el Rácing B, porque metí tres goles en el play off y andaba como un tiro. En la primera parte de la temporada me fui de Erasmus a Salzburgo pero, con 23 años, me puse en forma rápido. Cuando cuesta, se saborea más.

¿Sigue corriendo los encierros?

-Sí, tres días. Sólo corro en Pamplona. Antes iba a Tafalla y Tudela.

¿La adrenalina es mayor al marcar un gol o al correr el encierro?

-No lo sé, porque el gol del domingo estuvo muy bien, aunque en un encierro nunca sabes de dónde te viene el peligro. El año del montón se me cayó un corredor delante y cuando yo caí, le di con mi espalda en el lomo del toro en la entrada del callejón. Cuando me levanté, miré hacia delante y vi que estaba taponado. Eso no se olvida.

Últimas Noticias Multimedia