Los agricultores riberos advierten de las pérdidas en cultivos por la fauna cinegética

EHNE exige “soluciones inmediatas” ante los daños que ascienden al 80 o 100% en algunas parcelas
El incremento de población se ha detectado en conejos, corzos, ciervos y jabalíes
Ablitas, Fontellas o Ribaforada, entre las afectadas

Sagrario Zabaleta Echarte - Martes, 20 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Un campo de coliflor, tras el paso de conejos.

Un campo de coliflor, tras el paso de conejos. (Cedida)

Galería Noticia

Un campo de coliflor, tras el paso de conejos.El tronco de un frutal adulto que ha sido pelado por conejos. Fotos: EHNEUna cepa joven dañada, en una viña emparrada.

pamplona- Los agricultores de la Ribera están preocupados por los daños ocasionados en sus cultivos debido al incremento de la población de fauna cinegética en los últimos años: principalmente de conejos, jabalíes, ciervos y corzos.

EHNE pidió ayer “soluciones inmediatas” a esta problemática que en algunas parcelas ha provocado que se pierda entre el 80% y el 100% de la cosecha. Rubén Osés, técnico del sindicato, remarcó que las consecuencias de estas plagas se han detectado, sobre todo, entre los agricultores de “Ablitas, Fontellas, Ribaforada, Cascante o Murchante”.

EHNE insistió en que para afrontar este aumento de fauna cinegética se deben reunir todos los agentes implicados: los ayuntamientos, asociaciones de cazadores, asociaciones de ecologistas, agricultores y aseguradoras. “Debemos poner en marcha propuestas para que los agricultores conserven sus producciones;el ecosistema mantenga su equilibrio y los cazadores puedan ejercer su deporte”, explicó Rubén Osés.

perjuicios diariosEl sindicato destacó que “muchas de las parcelas de las localidades bañadas por la margen derecha del Ebro en Navarra y Rioja Baja están sufriendo diariamente daños causados por conejos, corzos, jabalíes y ciervos”. Osés detalló que “en localidades como Ablitas, Ribaforada o Fontellas, los agricultores están perdiendo del 80 al 100% de las parcelas por los ataques producidos por estas especies”.

En un principio, los cultivos de cereal y hortalizas han sido los más perjudicados;pero esta fauna comienza a invadir viñedos y frutales. Por ejemplo, los conejos provocan que los troncos de los frutales o las cepas de las viñas se sequen después de roerlos (véase en las fotos adjuntas). “Los campos de cereal, herbáceos, maíz cultivos hortícolas, como las crucíferas, o leñosos y frutales son los que más padecen este tipo de daños”, enumeró Osés. “En Ablitas, un plaga de conejos comió una plantación joven de manzanos, y el agricultor se vio obligado a trasplantar a otra parcela los frutales que sobrevivieron”, ejemplifica Rubén Osés lo que está ocurriendo en la Ribera.

EHNE, como miembro de COAG, participó la semana pasada en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, en Madrid, en una jornada que abordó este tema titulada: El seguro agrario y los daños ocasionados por la fauna silvestre en las producciones agrícolas. A esta cita acudieron representantes de organizaciones de productores para informar sobre “la grave problemática que padecen los agricultores de la Ribera de Navarra y Rioja Baja por la fauna silvestre”, recordó Osés.

segurosMediante una nota, EHNE denunció “la indefensión que soportan estos agricultores al no contar con líneas de seguros que les cubran los daños que se suceden en repetidas ocasiones”. A la jornada organizada en el Ministerio, asistieron también miembros de Agroseguro y del Consorcio General de Seguros.

La proliferación de daños ocasionados por esta fauna en cultivos causó la modificación de las indemnizaciones realizadas por los seguros. De esta manera, las pólizas de cereal y hortícola penalizan la repetición de los daños realizados por estas especies. Si el agricultor denuncia deterioros por primera vez, cobrará de manera íntegra lo que le corresponde.

Si da parte el segundo año de manera consecutiva por el mismo motivo, tendrá un castigo de un 25%, y percibirá un 75% de indemnización;el tercer año será de un 50%;y ya el cuarto puede que la penalización sea del 100%. Ante estas condiciones, Osés indicó que “las líneas de seguros de cereal y hortícola van a estar exentas de cubrir estos estropicios”. Esta situación ha llevado a que algunos agricultores hayan desistido de contratar seguros o de dar parte “porque nadie cubre estos trastornos”.

Además, los agricultores optan por dejar en barbecho esas parcelas para erradicar estos perjuicios. Sin embargo, Osés advirtió de que “con el abandono y la pérdida de parcelas de cultivo, el problema no desaparece, si no que se traslada a superficies colindantes”.

EHNE invitó a los técnicos del Ministerio de Agricultura y de las administraciones a que “se desplacen hasta estas localidades y conozcan allí, junto a los agricultores de la zona, los deterioros que genera la fauna silvestre, porque las macroestadísticas oficiales en la mayoría de los casos no reflejan la realidad del terreno ”.

perjudicados

Cultivos. Los más afectados son cereal, hortalizas, maíz o frutales.

las cifras

25%

La reiteración de los daños provocados por la fauna cinegética ha hecho modificar las condiciones de los seguros sobre las compensaciones que se abonan a los agricultores. El primer año reciben el 100%;pero si denuncian nuevamente al siguiente año, se les penaliza un 25%, y obtienen un 75%.


50%

Al tercer año, la indemnización disminuye al 50%.


100%

Y al cuarto, la aseguradora puede que no cubra nada de las pérdidas originadas por estos animales.