Reino Unido acepta las condiciones de Bruselas para negociar el ‘brexit’

Londres admite cerrar el acuerdo de divorcio antes de empezar con la relación futura

Martes, 20 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

May recibe al nuevo primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

May recibe al nuevo primer ministro irlandés, Leo Varadkar. (Foto: Efe)

Galería Noticia

May recibe al nuevo primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

londres- El primer capítulo del brexit se ha saldado con una victoria de la UE. Reino Unido ha aceptado este lunes todas las condiciones de negociación propuestas por Bruselas para discutir sobre el brexit. La primera ministra británica, Theresa May, presentará a los jefes de Gobierno europeos en la cumbre de finales de semana su propuesta sobre qué hacer con los derechos de los británicos que viven en la UE y viceversa, la máxima prioridad de Bruselas y Londres en la negociación del brexit. “Lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se acaba”, dijo el secretario de Estado británico para la salida de Reino Unido de la UE, David Davis.

May será pues la primera en mover ficha en una negociación que unirá a los equipos de ambos lados de El Canal de la Mancha una semana al mes de aquí a marzo de 2019, la fecha de salida, y que se dividirá todos los asuntos a resolver en grupos de trabajo. Así lo explicaron en una rueda de prensa conjunta el negociador jefe de la UE para el brexit, Michel Barnier, y su contraparte, David Davis.

“Tanto nosotros como la UE consideramos prioritario dar seguridad jurídica a los ciudadanos y sus derechos. Estamos determinados a acabar cuanto antes con la incertidumbre que ahora tienen”, señaló Davis a los periodistas. Sin adelantar ninguna de las partes sus líneas rojas al respecto, Barnier señaló que para enfocar el asunto “habrá que definir de qué ciudadanos se habla, qué derechos están afectados y cuándo empezaría a regir un nuevo régimen”.

Los derechos de los ciudadanos son una de las tres grandes prioridades -junto a la frontera con Irlanda y el acuerdo financiero de divorcio- acordadas en la primera ronda negociadora, que según ambos fue “constructiva”. Davis señaló que la mayor parte del tiempo lo ocuparon en la cuestión de la frontera con Irlanda del norte, que dijo debería ser “lo más invisible posible” para evitar que se ponga en peligro la paz y la estabilidad política en la región. Barnier señaló que la voluntad de la UE es también “que se cumpla absolutamente el acuerdo de Viernes Santo”, si bien señaló que sí deberá existir una frontera con todas sus consecuencias para los servicios y mercancías, al quedar Reino Unido fuera del mercado común.

Por otro lado, ambos insistieron igualmente en las dos etapas de negociación distintas que celebrarán, primero sobre los términos del “divorcio” y, después sobre la futura relación entre Bruselas y Londres, en la que, según Barnier, “Reino Unido ya no tendrá los beneficios que tenía cuando era miembro de la Unión”.

Davis señaló sin embargo que en el futuro, a nivel comercial, “a ambos” les interesa una “asociación lo más fuerte posible”. “Reino Unido se va de la UE, no al revés. Es la realidad, y que cada uno asuma las responsabilidades, que son humanas, económicas, etc, y no hay que subestimar esas consecuencias”, señaló por su parte el negociador jefe europeo. - D.N.