El ‘Réquiem’ de Verdi abre el jumelage entre Aquitania y Navarra

El 25 de junio compartirán escenario en Baluarte 130 voces y 105 músicos del Orfeón Pamplonés y la Orquesta Sinfónica de Navarra junto con el Coro y Orquesta de Pau-Pays de Beárn (OPPB)

Fernando F. Garayoa Patxi Cascante - Martes, 20 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Fred Morando, director artístico de la OPPB;Javier Lacunza, gerente de NICDO;Fayçal Karoui, director de la OPPB;Félix Palomero, gerente de Fundación Baluarte y de la OSN;y Daniel Sánchez, presidente del Orfeón Pamplonés, ayer en la presentación del ‘R

Fred Morando, director artístico de la OPPB;Javier Lacunza, gerente de NICDO;Fayçal Karoui, director de la OPPB;Félix Palomero, gerente de Fundación Baluarte y de la OSN;y Daniel Sánchez, presidente del Orfeón Pamplonés, ayer en la presentación del ‘Réquiem’ de Verdi.

Galería Noticia

Fred Morando, director artístico de la OPPB;Javier Lacunza, gerente de NICDO;Fayçal Karoui, director de la OPPB;Félix Palomero, gerente de Fundación Baluarte y de la OSN;y Daniel Sánchez, presidente del Orfeón Pamplonés, ayer en la presentación del ‘R

pamplona- El próximo día 25 de junio, la sala principal del Auditorio Baluarte acogerá un Réquiemde Verdi que, cuando menos, adquiere la categoría de muy especial, ya que reunirá sobre su escenario a la Orquesta Sinfónica de Navarra y el Orfeón Pamplonés con la Orquesta y Coro de Pau -Pays de Béarn (OPPB);lo que significa un total de 105 músicos de las orquestas, 130 voces, 4 solistas y el director musical.

Dos días antes, el viernes 23, se interpretará esta misma pieza en la Sala Zenith de Pau, para un aforo de 3.500 personas, a cargo de los mismos protagonistas. Ambas actuaciones contarán con la participación de los solistas Elisabeth Moussous (soprano), Aude Extrémo (mezzosoprano), Jean François Marras (tenor) y Mateusz Hoedt (bajo), todos ellos integrantes de la Academia de la Ópera Nacional de París.

Este concierto se incluye en el marco del proyecto de colaboración entre el Palacio de Congresos de Navarra Baluarte y el Palacio de Congresos de Pau - Palais Beaumont, de hecho, se trata de uno de los primeros hitos de esta iniciativa, que pretende enraízar vínculos y actividades estables entre Aquitania y Navarra. Todos los detalles, tanto del concierto como del proyecto, los ofrecieron ayer el director de la OPPB, Fayçal Karoui;el director artístico de la OPPB, Fred Morando;el gerente de Fundación Baluarte y la OSN, Félix Palomero;el gerente de NICDO, Javier Lacunza;y el presidente del Orfeón Pamplonés , Daniel Sánchez.

En palabras de Javier Lacunza, este proyecto transfronterizo es uno de los más “ambiciosos que hemos acometido en los últimos cinco años, ya que aborda toda la transversalidad de contenidos que tiene un palacio de congresos que, a su vez, es auditorio”. Respecto a este Réquiem, Lancunza destacó “la complejidad de un proyecto que implica mezclar dos orquestas de dos países diferentes, que distan entre sí 300 kilómetros. Esto no significa que todas las iniciativas de difusión cultural que vayamos a abordar a través de este proyecto transfronterizo serán de este tamaño, ya que también cultivaremos tanto lo pequeño como otro tipo de disciplinas ”

Por su parte, Félix Palomero fue meridiano a la hora de valorar tanto el Réquiemcomo el proyecto en el que se integra. “Haciendo música juntos, estamos construyendo Europa. Este proyecto nos da la oportunidad de materializar las relaciones con Aquitania de una manera efectiva, algo de lo que siempre se había hablado pero que no acababa de cuajar”. En cuanto a la participación de la OSN, Palomero apuntó que el Réquiemse plantea desde el “coliderazgo artístico para solventar los requerimientos técnicos que implican la unión de dos orquestas;siempre desde criterios de igualdad y de intercambio”.

Fayçal Karoui resaltó que “el intercambio de artistas entre países es algo sencillo” pero cuando esa fusión se da entre dos orquestas “es algo mucho más complejo”. Además, Karoui reconoció al Orfeón “como uno de los coros más importantes del mundo” y apuntó que lo que ha intentado desde el principio es “mezclar realmente a las dos orquestas para conseguir que los músicos se conozcan y se aprecien”. Respecto al Réquiem,Karoui lo definió como una obra“gigantesca”, hasta el punto de considerarla más una ópera que una pieza sinfónico coral, ya que pone en valor “tanto a la orquesta como al coro, son necesarios grandes escenarios y salas para acogerla y cuenta con una gran dificultad técnica”.

Finalmente, Fred Morando explicó que “este es un proyecto de territorio”, en el sentido de que el “gran Reino de Navarra no pudo escuchar el Réquiemde Verdi, por época histórica;pero esta vez sí, el antiguo Reino de Navarra podrá escucharlo”. También apuntó que en los proyectos turísticos y económicos “se olvida la cultura. Sin embargo, éste es ejemplar en el sentido de que lleva la cultura como bandera. Esto es construir Europa y unir territorios después de mucho tiempo”.

academice

Proyecto transfronterizo. La interpretación del Réquiem de Verdi es el primer hito común del proyecto denominado ACADEMICE, que se apoya en el deseo compartido de potenciar el papel de Pamplona y Pau como destinos del turismo cultural y de negocios. El proyecto, en el que los Palacios de Congresos de Pamplona (Baluarte) y de Pau (Palais Beaumont) trabajan desde abril de 2014 en la elaboración de un marco de cooperación transfronteriza, se apoya en los lazos históricos (el antiguo Reino de Navarra), en unas escalas territoriales semejantes (Pamplona y Pau son las dos principales aglomeraciones urbanas de Navarra y Pirineos Atlánticos), en la necesidad de competir conjuntamente en los más que competitivos mercados MICE (Del inglés Reuniones, Incentivos, Congresos y Eventos, traducido en castellano como Turismo de reuniones y eventos) nacionales e internacional en torno a una marca común vinculada al territorio pirenaico, y en la existencia de realidades socio-culturales y económicas con potenciales puntos comunes a desarrollar. En términos globales, Baluarte y Palais Beaumont acogen al año más de 600 actividades (representaciones artísticas, congresos, ferias, reuniones) con más de 600.000 asistentes. La actividad de ambos centros tiene un impacto económico estimado conjunto en el entorno de los 25 millones de euros.

Líneas de trabajo. El proyecto ACADEMICE ha sido presentado a la segunda convocatoria de fondos POCTEFA y en estos momentos se está trabajando en su actualización para una posible concurrencia a tercera convocatoria (que de lograrse, significaría que Europa financiaría el 65% de proyecto) . Las acciones principales que desarrolla el proyecto son: Construcción de una promoción conjunta del destino o una estrategia conjunta de marketing territorial;Intercambio, mutualización y creación de eventos;Mejora de las competencias para la formación y la empleabilidad e intercambios en las áreas de la calidad, responsabilidad social corporativa y desarrollo sostenible;y Creación de una oferta común transfronteriza alrededor de los eventos culturales.

Presupuesto. Según explicó Javier Lacunza, el proyecto cuenta con un presupuesto de 2,8 millones de euros, de los cuales 1,8 millones corresponde a Baluarte, y el resto a Pau. Esta financiación es la que permite, por ejemplo, que las entradas para el Réquiem cuesten solo 20 euros en sala y 15 euros en palco. Localidades que ya se pueden adquirir a través de los canales habituales de Baluarte, es decir, en las taquillas del auditorio, a través de la web www.baluarte.com y en el tel 902150025.