Un negocio de 162 millones para 359 proveedores de la Comunidad

Markus Tacke señaló que la fusión se ha hecho para crecer y los suministradores se podrán beneficiar de ello

Miércoles, 21 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Oficinas de Gamesa en Sarriguren.

Oficinas de Gamesa en Sarriguren.

Galería Noticia

Oficinas de Gamesa en Sarriguren.

pamplona- El consejero delgado de la nueva Siemens Gamesa fue interpelado sobre la situación a la que se enfrentan los proveedores vascos de la antigua Gamesa. Markus Tacke lanzó un mensaje tranquilizador recordando que se optará por la mejor oferta posible. No hay que olvidar que Gamesa, -a diferencia de la compañía alemana que es fabricante de muchos componentes eléctricos-, subcontrata buena parte de sus equipos lo que representó en 2016 un negocio de 472 millones de euros para cerca de un millar de suministradores en Euskal Herria.

De hecho, Gamesa trabajó el pasado año con 359 empresas navarras, a la que adquirió bienes y servicios por 162 millones, y con 810 proveedores de la CAV a los que realizó compras por 310 millones de euros.

En este sentido, Markus Tacke indicó que “tenemos raíces muy profundas en Navarra y en el País Vasco, con una red muy sólida y eficiente de proveedores nacionales y desde luego no va a cambiar ahora. Nuestra compañía se siente orgullosa de su herencia, y estas raíces nos dan fuerza”, afirmó.

Tacke recordó que en el acuerdo de fusión entre Gamesa y Siemens se contempla que para cualquier compra deberá haber una oferta de tres proveedores y se decidirá por la mejor. “Hay un acuerdo por el que esas compras irán al mercado, pero tenemos unos proveedores españoles que parecen ser muy competitivos, muy avanzados, no solo producen sino que participan en el desarrollo de fabricación. Confío en que con los cambios puedan seguir participando en los futuro volúmenes de compras”.

En este sentido repitió un mensaje del anterior presidente de Gamesa, Ignacio Martín, -cuya labor destacó su sucesora en la presidencia Rosa García ante los accionistas-, señalando que la fusión se ha diseñado “para que la empresa crezca y por lo tanto los que participen en el proceso también se van a beneficiar de dicho crecimiento”, dando a entender que los proveedores que sean competitivos podrán optar incluso a mayores volúmenes de negocio que en la antigua Gamesa.

Respecto sobre si la fusión, dadas las duplicidades en algunas áreas, puede generar excedentes de capacidad o personal, Tacke se limitó a señalar que han comunicado que esperan 230 millones de euros en sinergias en los próximos cuatro años pero afirmó que es una cifra manejable, “en un contexto normal de los negocios” en una compañía que va a ingresar 11.000 millones.

Por su parte, la presidenta Rosa García resaltó que la unión de Gamesa y de Siemens Wind “es mucho más que la suma de las partes. La combinación de nuestras fortalezas nos convierte en un referente con alcance global, que respaldado por trayectorias de éxito, nos garantiza un papel protagonista en la configuración del mapa energético del futuro”, un mapa en el que el liderazgo tecnológico y el tamaño de las empresas y las economías de escala serán claves”. - X.A.