Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la corrupción del pp

“No sé, no me consta, no recuerdo”, la estrategia del núcleo duro de Aznar en Gürtel

Los exministros Rato, Acebes, Mayor Oreja y Arenas niegan la caja B, exculpan a Bárcenas y apuntan a Lapuerta, eximido por demencia

Miércoles, 21 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

El exvicepresiente del Gobierno Rodrigo Rato, a su llegada. Fotos: Efe

El exvicepresiente del Gobierno Rodrigo Rato, a su llegada. Fotos: Efe

Galería Noticia

El exvicepresiente del Gobierno Rodrigo Rato, a su llegada. Fotos: EfeEl exministro de Interior, Jaime Mayor Oreja, tras declarar.Javier Arenas abandona la Audiencia Nacional.El exsecretario general del PP Ángel Acebes se dispone a testificar.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- La sede de la Audiencia Nacional en el polígono industrial de San Fernando de Henares (Madrid) contó ayer con un auténtico desfile de exministros del PP, que testificaron en el caso Gürtel a propuesta del extesorero del partido y acusado Luis Bárcenas. Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Ángel Acebes y Javier Arenas, estos dos últimos también exsecretarios generales del PP, negaron ante el tribunal haber recibido los sobresueldos de los papeles de Bárcenas y haber mediado para beneficiar a empresas relacionadas con la trama.

La excúpula popular se aferró a una estrategia común en la que “lo desconozco, no me consta, o no lo recuerdo”. Los cuatro declarados como testigos en el juicio de Gürtel a petición de Bárcenas dijeron que este nunca les pidió interceder para otorgar ningún tipo de beneficio ni adjudicación a empresa o persona alguna cuando ellos estaban al cargo de sus respectivos ministerios.

A iniciativa de la fiscal Concepción Sabadell y de las acusaciones populares, parte del interrogatorio a los exministros se centró en la supuesta caja B del PP, una investigación en espera de juicio que se lleva dentro de una pieza separada del caso Gürtel, una circunstancia sobre la que advirtió, sin éxito, el abogado de Bárcenas. Los cuatro, pese a haber ocupado cargos de máxima responsabilidad en el partido, negaron saber nada de la caja B del PP o, si hubo finaciación ilegal del PP, culparon al extesorero Álvaro Lapuerta, que se ha salvado del juicio por su situación de demencia sobrevenida.

“No son cantidades que yo haya recibido”, dijo Rato al tribunal, mientras que Mayor Oreja fue más allá al afirmar que no sabe, no le consta y desconoce los 93.000 euros que aparecen pagados a él en anotaciones de Bárcenas. “Jamás he recibido ni un solo euro ajeno a mi retribución (...). Jamás, ni de las personas que ha citado, ni de ninguna empresa;y le voy a decir, además, que nadie me lo ha propuesto, lo que me produce cierta satisfacción” se explayó Arenas, y Acebes dijo que “nunca” las cobró.

financiaciónLa esperada declaración de los exministros acabó así derivando en un interrogatorio sobre el caso Bárcenas, a pesar de los esfuerzos del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, de pedir “prudencia” en sus preguntas para no tocar un caso que, por otra parte y, como el mismo magistrado ha reconocido, es una “ramificación”. Sin embargo, las partes, especialmente el abogado del extesorero, también preguntaron sobre el objeto del juicio que les afecta: el supuesto trato de favor a empresas relacionadas con Francisco Correa tanto en actos de campañas electorales como en adjudicaciones públicas de sus ministerios. Los cuatro negaron que Bárcenas, en su calidad de gerente del partido;o Álvaro Lapuerta, como tesorero les pidieran interceder para conceder contratos públicos a alguna empresa.

Tanto Arenas como el exministro de Interior y Justicia Ángel Acebes se desvincularon de la organización de actos electorales y del control de la tesorería ya que sus cargos eran puramente políticos, desmontando así la versión de Luis Bárcenas, que apuntó que eran conocedores de estas prácticas. En respuesta, los dos testigos dijeron que Bárcenas dependió de su antecesor Lapuerta mientras fue tesorero del PP y que no les consta que este influyera para lograr trato de favor de donantes de la formación. Arenas es quien más se extendió en su declaración y afirmó que ni Lapuerta “ni nadie” en el partido tenía las atribuciones ni la capacidad de hacer ese tipo de gestiones. El que fuera secretario general del partido entre 1999 y 2003 (le sucedió Acebes en 2004) añadió que cuando llegó al cargo Lapuerta le dijo “de forma nítida y clara” cuáles eran las tres fuentes de financiación del partido -subvenciones, aportaciones de militantes y donativos-, pero también “de forma rotunda” que todo se hacía “en el marco de la legalidad”. “Me añadió una y cien veces que nunca, nunca, el partido recibió una donación a cambio de algo”, aseguró Arenas, que también restó crédito a que el PP pueda tener dinero fuera: “Nunca podía entrar en mi cabeza que el PP tuviera fondos en Suiza”. Arenas no conocía “ninguna contabilidad B”, pero añadió que en realidad no sabía de “ninguna contabilidad, porque la llevaba el tesorero”, quien también se encargaba de los donativos al PP, asunto del que se desvincularon los exministros.

Respecto a la salida de Bárcenas del PP, Arenas admitió que tuvo una reunión, a la que asistió Rajoy en 2010 con él y su esposa Rosalía Iglesias, también acusada, que fue “más humana que política” y no se habló de cuestiones económicas. Por aquel entonces, según recordó, “el grado de vinculación del señor Bárcenas con Génova era altísimo”. La mujer de Bárcenas, sin embargo, declaró antes que en esa reunión se pactó que seguiría cobrando un sueldo superior a 20.000 euros mensuales, la famosa “indemnización en diferido”. - D.N.

El Post-it

Tomadura de pelo. Luis Bárcenas, que ayer quiso asistir en persona a la declaración de los exministros, solo hacía tareas administrativas y nunca se paseó por los ministerios pidiendo favores para empresarios afines al PP. El núcleo duro de José María Aznar ignoraba todo lo relativo a las cuentas de su partido y, por supuesto, ni sabían de adjudicaciones a dedo ni cobrabran sobresueldos o comisiones, contradiciendo así las acusaciones que hizo Francisco Correa, jefe de la trama. Difícil de creer teniendo en cuenta sus cargos.

Últimas Noticias Multimedia