vecinos

Aula digital en Etxarri

El Colegio Público San Donato es el único centro del modelo D en el proyecto Samsung Smart School
Ha realizado un trabajo colaborativo con un aula de un centro de Logroño

Nerea Mazkiaran - Miércoles, 21 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

Alumnas y alumnos del aula de 5º del Colegio Público San Donato que han participado en el proyecto, con las tablets que les han acompañado ese curso.

Alumnas y alumnos del aula de 5º del Colegio Público San Donato que han participado en el proyecto, con las tablets que les han acompañado ese curso.

Galería Noticia

Alumnas y alumnos del aula de 5º del Colegio Público San Donato que han participado en el proyecto, con las tablets que les han acompañado ese curso.

“La realización del proyecto ha sido posible gracias a la implicación del alumnado y profesorado de la escuela”

etxarri aranatz- El alumnado de 5º de Primaria del Colegio Público San Donato de Etxarri Aranatz finalizó ayer un curso que ha sido especial y productivo. Y es que el desarrollo de las competencias de esta etapa educativa se ha realizado a través de un proyecto colaborativo utilizando las nuevas tecnologías, dentro del proyecto Samsung Smart School. Después de meses de dedicación, presentaron su trabajo el lunes en la casa de cultura de Etxarri Aranatz.

De compañeros en esta experiencia han tenido al alumnado de 6º de colegio público General Espartero de Logroño. Ambos grupos, desde sus aulas y a través de diversas aplicaciones digitales con tablets, han trabajado codo con codo para llevar adelante un proyecto de nombre Documéntate: del pasado al presente. “Hemos intentado que de diferentes formas el alumnado haya podido vivir, disfrutar y unir el pasado de nuestros abuelos y abuelas con el presente”, explica Ana Mazkiaran, directora del colegio público San Donato, quien destacaba la implicación del alumnado y profesorado en este proyecto.

“En septiembre el Departamento de Educación nos ofreció la posibilidad de participar en este proyecto”, recordó la directora. “Las características de nuestra escuela, rural-comarcal y del modelo D, y la dotación tecnológica que teníamos cumplía con los requisitos. Sin dudarlo mucho, el claustro se embarcó en esta nueva tarea”, apuntó.

El proyecto Samsung Smart School se puso en marcha en 2014, bajo la dirección del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de INTEF. Hasta la fecha han participado 36 centros de todo el Estado, 15 este curso 2016-2017. El de Etxarri es el único en el modelo D.

Sin casi darse cuenta, los alumnos han trabajado las competencias educativas, sobre todo lingüística, digital y sociocultural pero también otras como matemáticas, aprender a aprender, iniciativa y emprendimiento. Al respecto, su tutor, Felipe Horcada, destacaba “la motivación con la que se ha trabajado. Han puesto mucho interés y ganas”, al tiempo que apuntaba que “el proyecto ha cohesionado al grupo y facilitado el reparto de roles”.

El trabajo realizado consta de siete apartados, con diferentes actividades que comienzan con la presentación del alumnado, pasando por la realización de entrevistas, yincana, rally fotográfico, música, valoración y presentación del proyecto, siempre utilizando herramientas digitales y aplicaciones diversas. Se trata de un recorrido lleno de términos en inglés como twinspace, padlet y plickers, por decir algunos, que ya son familiares para el alumnado.

Destaca la parte de las entrevistas a personas mayores del entorno, dado que uno de los objetivos del proyecto era conocer las diferencias y cambios que se han vivido en las últimas décadas. Pero antes hubo que prepararse para ser un buen entrevistador y aprender cómo tratar a las personas mayores. Asimismo, fue necesario realizar un storyboard o guión ilustrado y ensayar antes de grabar para después editar las entrevistas. Se realizaron cuatro, con 15 preguntas en total sobre trabajo, colegio y cómo se vivía antes, con cuestiones como celebraciones, alimentación o costumbres. Con fragmentos de todas ellas se ha realizado un documental de 20 minutos, un trabajo del que se siente especialmente orgullosa Maite Vitoria, responsable de nuevas tecnologías de la escuela y coordinadora del proyecto. Esta profesora también destacaba la motivación del alumnado y el trabajo en equipo. “Era necesario coordinarse entre los centros, realizar propuestas y llegar a consenso”, apuntó.

Por otro lado, se realizaron yincanas, una de las actividades más motivadoras, tanto a la hora de crear como a la hora de resolver. Consistieron en seis pruebas: trabalenguas, dos juegos tradicionales, una canción, vocabulario local y medidas, que se enviaron al otro centro a través de un código QR. Dentro del área artística se trabajó la edición de fotos y la música, con canciones de juegos de antes y canciones de ahora, repasando melodías y, en algún caso, incluso componiendo nuevos temas.

La valoración se realizó a tres niveles: aprendizaje del alumnado, grado de cooperación y finalmente el trabajo del profesorado. “En general ha sido una experiencia muy positiva y todos los participantes la repetirían”, destacan desde la escuela de Etxarri Aranatz, que agrupa al alumnado de Bakaiku, Arbizu, Lizarraga, Unanu, Arruazu y Dorrao además de Etxarri Aranatz, 190 alumnos en total.

Además de material como tabletas, 29 en total, 18 para el alumnado y 11 para el profesorado y un monitor especial, se ofreció al profesorado recursos formativos y para facilitar la adaptación del aula al nuevo entorno digital. La formación comenzó en septiembre con un primer encuentro en Madrid para bocetar proyectos, herramientas y aplicaciones a usar además de mecanismos de evaluación, entre otras cuestiones. Después hubo dos más, en diciembre y en abril.