eliminatoria final de ascenso a primera (1-0)

El Tenerife juega con más cabeza

 el equipo local es muy superior al getafe y rentabiliza un cabezazo de jorge sáenz

Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

David Fuster (d) pugna por el balón con el japonés Shibasaki.

David Fuster (d) pugna por el balón con el japonés Shibasaki. (EFE)

Galería Noticia

David Fuster (d) pugna por el balón con el japonés Shibasaki.

TENERIFE 1 Dani Hernández;Raúl Cámara, Jorge Sáenz, Germán, Camille;Vitolo, Aitor Sanz;Gaku (Aarón, min. 82), Suso (Omar, min. 79);Amath (Alberto, min. 67) y Lozano.

GETAFE 0 Guaita;Damián, Cata Díaz, Cala (Gorosito, min. 77), Molinero;Lacen, Faurlin (Paul Antón, min. 69);Álvaro (Chuli, min. 66), Portillo, Fuster;y Jorge Molina.

Gol 1-0, min. 21: Jorge Sáenz, de cabeza.

Árbitro Francisco Manuel Arias López (Comité Cántabro). Amonestó a los visitantes Cala, Portillo, Lacen y Chuli.

Estadio Heliodoro Rodríguez López;21.450 espectadores.

TENERIFE-El Tenerife logró una mínima ventaja en el encuentro de ida de la final del play off de ascenso a Primera División tras imponerse al Getafe en un duelo en el que los tinerfeños fueron superiores especialmente en una primera mitad en la que Jorge Sáenz hizo el único tanto del choque, al que los getafenses buscarán dar la vuelta el próximo sábado amparados en un inexpugnable Coliseum Alfonso Pérez.

El choque arrancó con mucho respeto por parte de ambos conjuntos. Dos equipos que dejaron cuentas pendientes en sus enfrentamientos este curso (0-0 en Santa Cruz;2-2 en Getafe), y donde se quedaron también algunas rencillas entre los futbolistas e incluso entre los técnicos, José Luis Martí y Pepe Bordalás, tras sendas acusaciones de antideportividad.

Dicho lo cual, se presuponía un partido de alto voltaje desde el inicio en un Heliodoro Rodríguez López que había colgado el cartel de no hay billetes y que, además, veía como su equipo era muy superior a su rival en la primera mitad. Por momentos, pareció que el Getafe era quien había disputado la prórroga apenas 72 horas antes, pues el dominio tinerfeño fue la tónica predominante desde el arranque.

La atrevida apuesta de los pupilos de José Luis Martí, prácticamente instalados en territorio contrario, concedió las primeras acometidas sobre la meta de Guaita, orquestadas en su mayoría por un escurridizo Amath sobre el que Cala pudo cometer penalti muy pronto. Pese a que los getafenses se encomendaron a su artillero Jorge Molina, quien avisó con un cabezazo alto, fruto de la insistencia llegaría el premio local.

El mediapunta japonés Shibasaki, héroe con su tanto ante el Cádiz, servía un saque de esquina que el central Jorge Sáenz se encargaba de llevar al fondo de las mallas aprovechando el fallo en la marca de la zaga getafense. Un gol que espoleó aún más a los chicharreros, mucho más intensos que su rival en cada acción y en los que el cansancio no hizo mella como demostraron en raudos contraataques antes del descanso.

ida y vuelta No obstante, ni Shibasaki ni el Choco Lozano estuvieron acertados en sus tentativas antes de que el árbitro mandase a los contendientes al descanso.

Tras la reanudación, el encuentro se convirtió en un ida y vuelta en el que el Getafe consiguió cobrar vida, con un mayor ímpetu y mostrando una imagen muy distinta a la de la primera media hora. Las ocasiones azulonas, con todo, continuaban sin llegar.

Sí lo hicieron en cambio las de los locales, quienes por medio de Suso y Lozano pudieron ampliar la renta si no hubiese sido por la buena respuesta de Guaita bajo palos.

El empeño azulón, metiendo en el partido a futbolistas de corte más ofensivo, no obtuvo recompensa en los minutos finales, que para más inri acabaron con las lesiones de Cala y David Fuster, con un Tenerife que supo defender su meritoria ventaja y evitó que el marcador se moviese hasta el final. Así, los de Martí viajarán a la capital el próximo sábado con una ínfima renta a la que el Getafe intentará sobreponerse para recuperar la categoría perdida hace un año. - E.P.