Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un juez avala que un profesor interino cobre su sueldo en verano

El magistrado da la razón a un docente y obliga a Madrid a abonarle cuatro veranos y contárselos en su antigüedad

Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

madrid- La administración no puede despedir a los profesores interinos que están trabajando cuando llega el verano y volverlos a contratar cuando empieza el curso para ahorrarse esos meses de sueldo. Los docentes deben seguir cobrando en vacaciones escolares y esos periodos, y además, les deben contar en su antigüedad. Así lo ha dictado el magistrado titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 11 de Madrid, que le ha reconocido a un profesor interino adscrito a la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid el derecho de antigüedad de los meses de julio, agosto y días proporcionales de septiembre de los cursos 2011/12 al 2014/15, y obliga a abonarle el salario.

A pesar del fallo, la decisión solo se aplica al caso de este profesor, que es quien presentó la demanda. La sentencia tampoco es firme, ya que es un tribunal de primera instancia, y la Comunidad de Madrid tiene un plazo de 15 días para recurrirla.

El juez entiende que la actuación de la Administración de despedirle el 30 de junio y nombrarle nuevamente el septiembre del mismo año supone una clara situación discriminatoria con respecto a los profesores de carrera, por cuanto ejercen las mismas funciones que éstos y durante los mismos periodos escolares. El fallo establece, además, que se le abone la cantidad correspondiente a los salarios de dichos meses, una vez deducidas las cantidades que le fueron abonadas en concepto de parte proporcional de vacaciones. Contra la sentencia cabe recurso.

El docente, que según la sentencia ha prestado servicios como profesor interino en Madrid desde 2007, denunció que durante los cursos 2010/2011 y 2015/2016 fue cesado en sus funciones los días 30 de junio de cada año y fue nuevamente contratado en septiembre. Dejó de generar antigüedad a todos los efectos y no percibía salario en los periodos estivales. Además, se daba la circunstancia de que con anterioridad a dichos cursos escolares, la fecha de cese de cada año siempre se prolongaba hasta el mes de septiembre u octubre. El recurrente solicitaba que se le reconocieran los mismos derechos respecto del curso 2010/11, sin embargo, dicho periodo ha sido considerado prescrito.

“El derecho a las vacaciones anuales retribuidas forma parte del núcleo irrenunciable de los derechos propios de un Estado Social (STC 324/2006). En el ámbito de la función pública, dicho derecho lo ha venido reconociendo en el art. 68 de la Ley de Funcionarios Civiles del Estado de 1964 así como el artículo 50 de la Ley 5/2015, de 1 de octubre, por el que se aprueba el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP)”, recuerda el fallo judicial. - D.N.

Herramientas de Contenido