SF maratón: ¿deporte?, ¿ocio?, ¿espectáculo?

Joaquin Iribarren Cía - Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

He estado dándole vueltas a la cabeza sobre la conveniencia o no de escribir este artículo, no quisiera que nadie se molestara, y aunque más de uno no estará de acuerdo conmigo, ante los diversos comentarios que me han llegado sobre este evento me he decidido a hacerlo.

El otro día estuve presenciando la San Fermin Maratón, y la verdad que fue todo un “espectáculo”. Salieron los de los 10 Kms. y, bueno, quien más quien menos, parecían estar preparados para realizar el esfuerzo. Luego los de los 20 y 42 Km. Los primeros de estas distancias para el Km7 ya tenían que ir adelantando como podían a los más lentos de los 10 Kms. En el avituallamiento del paseo Sarasate (¿Km 11?) empieza ya el espectáculo. La gente se para, bebe, se lo piensa, vuelve a correr, cojea. Todavía les quedan a unos 10 Km y a otros 30. He visto gente con más de 100 Kg participando en los 42 Km y me pregunto qué sentido tiene esto. ¿Es esto deporte? ¿Ocio? ¿Salud? ¿Negocio? ¿Espectáculo?

Llevo corriendo muchos años, casi 50. He visto cómo ha ido evolucionando este mundo, y hemos llegado a un punto en el que creo nos debemos de plantear seriamente si hay que seguir potenciando este tipo de actividad o tenemos que cambiar de filosofía. He visto empezar a correr a mucha gente pasados los 40, que como al principio la adaptación y la mejora son patentes, se han metido unas cargas de trabajo sin la preparación y descansos necesarios que les han llevado a tener que dejar la práctica por problemas en las rodillas, articulaciones...

Cuando veo correr a determinados tipos de gente, me pregunto por qué corren, por qué no buscan un deporte más acorde a su constitución y condición física. No es obligación correr, ¿o si? Nos movemos por modas, y en eso el marketing tiene mucho que decir y creo que no nos está haciendo ningún favor.

Cuando veo al público, vuelvo a alucinar. Entiendo que muchos van a ver a sus amigos o familiares, pero está claro que aficionados hay pocos. No hay más que pasar por el estadio Larrabide cualquier día de competición, donde participan algunos de los mejores atletas nacionales en pruebas realmente espectaculares como la pértiga, jabalina, vallas, etcétera, para comprobarlo.

Mientras todo esto ocurría en Pamplona, nuestros atletas en Ciudad Real batían 5 récords navarros y uno de España, pero el próximo día que compitan volverán a estar prácticamente solos. Eso sí, cuando lleguen los JJOO, una vez más muchos se sentarán a ver las maravillas que hacen los atletas, igual hasta a alguno que, teniéndolo a 15 minutos de casa, no han sido capaces de ir a verlo en directo, y gratis.