Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Montoro propone ahora prohibir por ley amnistías fiscales como la suya

M. González - Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Montoro, a su llegada al hemiciclo.

Montoro, a su llegada al hemiciclo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • Montoro, a su llegada al hemiciclo.

pamplona- El Gobierno se enmendó ayer a sí mismo, pero eso sí después de que lo hiciera el Tribunal Constitucional. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, propuso prohibir por ley la aprobación de nuevas amnistías fiscales, aunque defendió la adoptada en 2012 en la “situación hipercrítica” en que se encontraba el país con unas administraciones “en quiebra técnica” y al borde del rescate.

“Hicimos lo que teníamos que hacer, aunque no nos gustara”, repetió insistentemente el ministro durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso con motivo de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que anula la amnistía fiscal de 2012.

“Yo ya he pedido perdón por subir los impuestos varias veces en esta Cámara”, afirmó Montoro, después de que algunos grupos le exhortaran a pedir disculpas a los españoles por amnistiar a defraudadores mientras subía impuestos a los contribuyentes.

No obstante, el ministro propuso al Congreso modificar la Ley General Tributaria para evitar nuevas amnistías a la vista de que “los procesos de regularización no gustan a nadie”, si bien desde la oposición le recordaron que la sentencia del Constitucional ya cierra esa puerta.

“Creo que hay un consenso muy amplio en contra de que haya nuevas regularizaciones extraordinarias como las que ha habido en España en las últimas décadas. Por eso les propongo modificar la Ley General Tributaria para que incluso lleguemos a prohibir expresamente nuevas regularizaciones, que no gustan a nadie”, aseveró en su intervención.

Esta fue la única novedad que se reservó el ministro para esta comparecencia, además de que está preparando, junto con la Oferta Pública de Empleo (OPE) de este año, un aumento extraordinario de la plantilla de la Agencia Tributaria.

de puntillas por la sentenciaEn el resto de sus intervenciones insistió en defender la política tributaria llevada a cabo en el momento más agudo de la crisis económica y en la necesidad de proveer al Estado de todos los ingresos posibles para reequilibrar las cuentas públicas. Entre esas medidas estaba el tratar de aflorar capitales ocultos, para lo cual el Gobierno “echó el anzuelo y tuvo que poner un cebo, si no los pececitos se van a otro sitio o se quedan en el fondo del mar”.

Montoro no se refirió a los argumentos de fondo de la sentencia del TC y se limitó a decir que su único “alcance jurídico” está en que ha rechazado el decreto ley como instrumento formal para aprobar una amnistía, ya que las consecuencias del proceso no se van a ver alteradas, por seguridad jurídica y porque además la Declaración Tributaria Especial de 2012 ya ha prescrito.

La propuesta ha sido recibido con indiferencia o escepticismo por parte de la oposición, si bien algunos grupos ni siquiera se han referido a ella durante su réplica. Sí hicieron referencia a ella PSOE y Ciudadanos, que criticaron al ministro por pretender justificar la amnistía como alternativa al rescate de España o por no explicar por qué razón se rebajó el tipo al que finalmente se regularizó el dinero aflorado.

El diputado del PSOE Julián López Milla le preguntó si sabe los nombres de las personas que se beneficiaron de este procedimiento y le urgió a que publique la lista de amnistiados, después de que en los pasillos del Congreso el ministro dijera que había mas dirigentes vinculados al socialismo que al PP.

Montoro aseguró que no había visto esa lista y dijo que su referencia a los dirigentes socialistas era una queja a los medios de comunicación que solo publicaban nombres vinculados al PP, cuando se sabe que, por ejemplo, se benefició de la amnistía el exlíder minero de UGT José Ángel Fernández Villa.

El momento más tenso de la comparecencia se produjo cuando el diputado de Compromís Ignasi Candela le llamó “blanqueador del dinero de los criminales” y le pidió que “no pasee una cabeza de caballo por los pasillos del Congreso”, en referencia a un personaje de El Padrino, a lo que Montoro respondió que él no se pasea por el Congreso con “ninguna cabeza de caballo cortada”.

El ministro restó importancia a la posibilidad de que sea reprobado por el pleno del Congreso y afirmó que va a seguir trabajando porque tiene que sacar adelante el techo de gasto que servirá de base para los Presupuestos de 2018, momento que aprovechó para pedir el apoyo de los grupos.

Por parte de Unidos Podemos, Alberto Garzón afirmó que era “evidente” que el Gobierno conocía que iba a aprobar una norma inconstitucional, y le recordó que las previsiones de recaudación pasaban por obtener 2.500 millones de euros, y no los 1.200 millones finales.

Garzón criticó que se aceptara dinero que, más tarde, se ha demostrado que procedía de la corrupción, y por ello cree que “la amnistía fiscal ha desvelado la cultura de la impunidad en este país”.

Herramientas de Contenido