La CHE inicia un procedimiento contra la Mancomunidad

Propone una sanción de 52.000 euros por no tener la concesión regularizada

Jueves, 22 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

estella-lizarra- La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha iniciado un procedimiento sancionador contra la Mancomunidad de Montejurra por el aprovechamiento y derivación de agua “sin el preceptivo título administrativo del organismo de cuenca” en los pozos señalados como Ancín, Zúñiga y Mendaza, y por la perforación de los pozos denominados Mendaza A y Mendaza B “instalando en los mismos instrumentos para la extracción de aguas subterráneas sin disponer de autorización”. A la vista de estos hechos, se propone una sanción económica de 52.000 euros: 50.000 por la primera cuestión y otros 2.000 por la perforación de los dos pozos en Mendaza.

La CHE recuerda que el procedimiento se abrió en base a las denuncias recibidas en marzo por parte de los Servicios de Aguas Subterráneas y Policía de Cauces de la Comisaría de Aguas del propio organismo, del Seprona de Estella, de varios particulares y de la asociación Salvemos el Ega.

En su resolución, no obstante, considera como “circunstancia atenuante” para fijar la sanción que se hayan “adoptado medidas correctoras mediante la solicitud de legalización de las actuaciones denunciadas” por parte de la Mancomunidad. Aún así, estima que “constituyen un concurso real de infracciones, por lo que se deben proponer tantas sanciones pecuniarias como infracciones se hayan cometido”.

Asimismo, se requiere a Mancomunidad que “se abstenga de derivar agua” de los pozos Mendaza A y B “hasta que recaiga resolución, debiendo atenerse a lo que se dicte”. Eso sí, “con la salvedad de lo contemplado en el Estudio Hidrogeológico (que se va realizar este verano) sobre la influencia de los pozos de bombeo en el acuífero de Alborón-Ancín y el río Ega”, cuya ejecución ha comunicado ya el Gobierno de Navarra a la CHE.

La sanción podría reducirse hasta en un 40% (31.200) por pago voluntario y reconocimiento de responsabilidad, aunque existe ahora un plazo para presentar alegaciones.

a estudioPreguntado por la apertura de este procedimiento sancionador, el gerente de la entidad, Laureano Martínez, señaló ayer a este periódico que “al haber una denuncia como en este caso, la CHE abre un expediente sancionador;ahora tenemos que analizarlo bien y, si procede, se alegará. Lo estamos estudiando”.

Martínez quiso dejar claro, eso sí, que nunca han escondido que hay que regularizar la situación para adecuarla a la situación actual. “Es un tema muy complejo. El proceso de concesión se inicia en el año 1983 y, a partir de ahí, van surgiendo continuas modificaciones, porque esto es algo vivo, no cerrado. Pero para cuando se consigue la concesión, -que es un proceso muy lento-, ya hay que solicitar modificaciones porque se incorpora un pueblo, se sale otro... Al principio, además, era aprovechamiento de aguas superficiales;después, a raíz de los estudios hidrogeológicos posteriores se cambia la propuesta y se pasa a extraer de otros sitios. Es un proceso permanente, vivo y que hay que cambiar continuamente y la CHE es conocedora de la situación y sabe que se está abasteciendo ahora a una población de 50.000 personas desde esos acuíferos, lo dice en el documento de inicio del expediente”, aseguró.

“De hecho, -añadió Martínez-, cuando se puso en marcha el abastecimiento desde Mendaza y las localidades de la zona y cuando la obra de financiación europea hubo que pedir los permisos a la CHE y la Confederación sabía para qué eran. En estos años se han ido tramitando, pero lo que es el ámbito exacto de concesión no se cerró hasta 2012”, señaló. - R. Usúa

Últimas Noticias Multimedia