Defendernos del fuego

Evaristo San Vicente Callejo - Viernes, 23 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Todavía echa humo la torre de Londres, donde han muerto muchas personas y se ha quemado el edificio entero. Según las noticias, el fuego comenzó en el segundo piso. Que no hayan sido capaces de atajar ese incendio y se prenda el edificio entero con sus 20 ó 22 plantas es una señal inequívoca de que:

- Había carencias muy importantes en la construcción y reforma del edificio en cuanto a prevención. La arquitectura y las exigencias municipales en cuanto a construcción de edificios dedicados a viviendas parece que tienen mucho que aprender.

-Había grandes carencias de protección del edificio contra el fuego. Los materiales empleados en la construcción y las facilidades dadas al servicio contra incendios para conseguir evacuar a los moradores y conseguir controlar y apagar el incendio, no solo no parecen apropiados, sino que han activado la ignición de los materiales combustibles.

Deberían ver la películaEl Coloso en llamascon cierta frecuencia los arquitectos, los constructores y los políticos que ponen su firma permitiendo que se desarrollen ciertos proyectos. Todos los que han muerto en ese incendio podrían estar vivos si hubiera: menos ignorancia, más responsabilidad y más honradez en la construcción de edificios dedicados a viviendas;sean de lujo o sociales;para que los profesiones de la lucha contra el fuego encuentren más facilidades de las que encuentran cuando se juegan su vida intentando salvar la de otros o apagar un incendio.

El incendio en los montes de Portugal. ¡Clama al cielo semejante pérdida de vidas humanas! ¿Se tomarán los políticos en serio la lucha contra los incendios forestales? En España algo se hace, pero, ¿no dependemos de que el verano sea más o menos caluroso? ¿Se atreverían los gobernantes españoles y los que aspiran a ocupar un puesto de gobierno a contestar a preguntas sobre prevención, protección y lucha contra el fuego en los bosques españoles? Tampoco es que tengan que hacer un curso de bombero, sin embargo, lo que sí tienen que hacer es saber rodearse de profesionales como asesores;no de amigotes y afiliados al partido, para chupar más de la ubre del Estado, comunidad autónoma o ayuntamiento.

Hay comunidades autónomas que haciendo los trabajos de prevención y protección a medias van salvando la cara. Pero cada verano que pasa más se echa en falta un programa serio y bien estudiado de prevención, protección, apagado e investigación de los fuegos en los bosques de España, sin quitarles poder alguno y responsabilidad a las comunidades autónomas;pero con el dinero mejor invertido para obtener mejores resultados en la lucha contra los incendios forestales.

Últimas Noticias Multimedia