Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Primitivos de nuevo

Ilia Galán - Viernes, 23 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Basta leer los signos de los tiempos para percibir que algo se puede estar torciendo en este momento de la historia de nuestra civilización, que tantos esfuerzos ha costado forjar para llegar al estado de bienestar que todavía gozamos y poco a poco se nos va desmoronando si no le ponemos remedio. Terminaron los jóvenes sus exámenes para filtrar el acceso a la universidad. Muchos llegan maleducados y con bajos niveles a las aulas donde debieran aprender el saber universal, pero a la mayoría eso no les interesa ya;sólo quieren conseguir éxito: dinero, fama, poco más. Adiós al ideal. Esto es lo que estamos criando. Y se construyen nuevos centros comerciales con calles y restaurantes o cines para que las masas puedan acudir a pasar entera la jornada, entretenidas dejando sus dineros. Antes iban a la celebración dominical, a comulgar con el resto de la cristiandad y unirse a toda la humanidad por medio de la meditación y los actos piadosos, a encontrarse en la plaza del pueblo con unos y otros, ayudando a los pobres que les pedían favores, conviviendo juntos en el ágora, cerca del ayuntamiento, con quien intentaban organizarse. Ahora el poder civil ya no tiene lugar. Sólo el mercado impera y no hay templos para la plegaria, porque lo sagrado de ahí expulsado queda y los mendigos ni siquiera pueden entrar. Ya he visto iglesias convertidas en bares o discotecas, para bailar o entregarse a la lascivia y la ebriedad, allí donde antes se arrodillaban los devotos ante el sacrificio renovado del crucificado. Placeres de pago hay hoy. Antes podían entrar todos al palacio del Padre celeste que con ternura entre bellas imágenes nos acoge. Pero basta leer los periódicos y ver cómo los nuevos primitivos con más rudeza emergen, pues quienes habitan pegados sólo a la materia, agarrados al aquí, poco ven del horizonte y, sin el más alláno puede explicarse el más acá, lo mismo que un texto no se comprende sin su contexto. Hallaron grafitis y rayajos sobre unas pinturas rupestres en un pueblo de Málaga, Rincón de la Victoria (de los salvajes, claro), entre botellas de cerveza, latas, colchones, sillas y mesas. Miles de años, desde el Paleolítico, han preservado esas obras de la devoción humana, prehistórica, pero otros más primitivos (modernos) las arruinaron en un momento. Así pasa con las sociedades, si no mantenemos nuestra herencia cultural y social, en poco tiempo podemos vernos inundados por la barbarie. Estamos todavía a tiempo para reaccionar, mas no podemos quedarnos sentados, indiferentes, viendo en el televisor la vida pasar, vendida en un hipermercado.

Herramientas de Contenido