Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

‘Ongi etorri’, zona mixta

El Parlamento atiende la demanda de 40.000 habitantes de 44 pueblos actualizando la Ley del Euskera

Txus Iribarren Itxaso Mitxitorena - Viernes, 23 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Pamplona- El pleno del Parlamento de Navarra aprobó ayer la modificación de la Ley Foral del Vascuence (desde ahora “Ley del Euskera”) para que 44 municipios que hasta ahora estaban integrados en la zona no vascófona de Navarra pasen libremente y con “normalidad”, según sus alcaldes, a la zona mixta y Atez, actualmente ese espacio, se integre en la zona vascófona. En total cerca de 40.000 navarros que tendrán más opciones de utilizar con su adminitración cualquiera de las dos lenguas propias. Los cambios, que habían sido propuestos por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra y avalados jurídicamente por el Defensor del Pueblo, recibieron los votos en contra de la oposición formada por UPN, PSN y PPN.

Los 44 municipios que pasan a la zona mixta, tras haberlo solicitado expresamente los plenos de sus respectivos ayuntamientos, son Abaigar, Adiós, Aibar, Allin, Amescoa Baja, Ancín, Añorbe, Aranatxe, Arellano, Artazu, Bargota, Beriain, Biurrun-Olcoz, Cabredo, Cirauqui, Dicastillo, Enériz, Eulate, Gallués, Garinoain, Izagaondoa, Larraona, Leoz, Lerga, Lónguida, Mendigorria, Metauten, Mirafuentes, Murieta, Názar, Obanos, Olite, Oteiza, Pueyo, Sangüesa, Tafalla, Tiebas, Tirapu, Unzué, Ujué, Urraúl Bajo, Urroz-Villa, Villatuerta, y Zuñiga. Además, se contempla la inclusión “automática” del municipio de Noáin-Valle de Elorz, “siempre que así lo acuerde previamente, por mayoría absoluta, el pleno municipal de su corporación”. Finalmente, Atez se integrará en la zona vascófona. Asimismo, se reconoce la competencia de las entidades locales para, en su ámbito de actuación y “con independencia de la zona lingüística a la que pertenezcan, aprobar ordenanzas que regulen o fomenten el uso del euskera”. En el turno de intervenciones se repitieron los posicionamientos que ya han venido sido conocidos en las diferentes fases del debate parlamentario de una modificación que arrancó vía proposición de ley y enmiendas para atender la demanda municipal. Los grupos del cuatripartito -con diferentes matices- resaltaron este valor de la autonomía municipal y la libertad de adhesión y de opción en este “paso”, mientras que la oposición habló de “imposición” y precipitación.