El Ángel de Aralar, listo tras su intervención más importante en los últimos 260 años

En la restauración, que ha estado acompañada de varios estudios, se ha encontrado una cápsula con escritos del siglo XIX

Sábado, 24 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

De izqda a dcha, varios miembros del equipo técnico: Pablo Serrano, Berta Balduz, Iñaki Dieguez, Mikel Garciandía, Alicia Ancho, Joseba Lizeaga y Carmen Usúa.

De izqda a dcha, varios miembros del equipo técnico: Pablo Serrano, Berta Balduz, Iñaki Dieguez, Mikel Garciandía, Alicia Ancho, Joseba Lizeaga y Carmen Usúa. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

De izqda a dcha, varios miembros del equipo técnico: Pablo Serrano, Berta Balduz, Iñaki Dieguez, Mikel Garciandía, Alicia Ancho, Joseba Lizeaga y Carmen Usúa.

pamplona- Después de un año y medio de trabajo e investigaciones, el Ángel de Aralar mostró ayer su nueva cara tras la restauración realizada al detectarse numerosas alteraciones en la imagen, que se han resuelto con la réplica de las partes más alteradas: el vestido del ángel, las alas y la cruz. Se ha tratado de la intervención más importante que se ha realizado en la imagen en los últimos 260 años.

Parte del equipo técnico encargado del proyecto mostró ayer los resultados del trabajo, entre los que destaca el hallazgo de una cápsula del tiempo en el interior del ángel con escritos del siglo XIX, restos de madera de la imagen, fruto de las mutilaciones y robos sufridos a lo largo de su historia, y también una gema.

Como desveló Mikel Garciandía, capellán del Santuario San Miguel, tras “detectar problemas técnicos muy especiales”, se optó por “una restauración a fondo” del Ángel, al que ya se le han realizado más de veinte reparaciones durante su historia, según se ha podido constatar. En ese sentido, Alicia Ancho, jefa de la sección de Registro, Bienes Muebles y Arqueología, afirmó que “tenía una base tan fina que no iba a resistir un nuevo redorado ni realizar soldaduras”, por lo que, tras meditarlo, se optó por hacer una réplica de las partes más alteradas: el vestido del ángel, incluidas las alas y la cruz;todo en plata chapada en oro. Además, la adecuación de la pieza y la digitalización en 3D para su reproducción requería el desmontaje completo del ángel, por lo que proporcionaba una oportunidad única para estudiarlo a fondo.

una cápsula del tiempoLa empresa ARTUS, que ha coordinado parte de la tarea de restauración, instaló en el Museo de Navarra un taller provisional, adaptado a las necesidades de la pieza. Tras realizar un escaneado, se pudo observar “la fatiga del metal”, señaló la restauradora Carmen Usúa, de ARTUS, y también encontraron “fisuras y grietas” que a simple vista no se veían.

Pero, además, una vez desmontada la pieza, se le realizó un escáner en solitario y se pudo ver que “en el interior se guardaban restos de su primitivo traje” y, además, “una cápsula del tiempo”. Este pequeño tubo metálico contiene pequeños textos del siglo XIX: pequeñas oraciones, escritos de agradecimiento, peticiones... También figuran diversos escritos que datan varias de las intervenciones realizadas a lo largo de la historia del ángel, y quién participó en ellas.

Todos los textos encontrados han sido transcritos y fotografiados para posteriormente colocarlos de nuevo dentro del ángel. Según apuntaron ayer, se está planteando la posibilidad de elaborar una publicación que exhiba los escritos encontrados, junto al proceso de trabajo realizado durante la restauración.

La cápsula del tiempo, además, contiene fragmentos del propio ángel, fruto de las mutilaciones y robos que ha sufrido durante su historia;y también, por último, una gema insertada en un cabujón de oro, medieval.

cinco tipos de maderaEn total se analizaron hasta 68 muestras de la pieza para establecer el metal, las aleaciones y soldaduras que contenía tanto en el interior como en el exterior, al igual que de la madera, de la que se han encontrado cinco especies diferentes: ciprés-enebro, nogal, tilo, haya y roble, que coinciden cronológicamente con las fases documentales de la evolución de la talla del Ángel, según ha constatado Joseba Lizeaga, profesor de la UPNA. Lizeaga apuntó que “la más interesante tal vez sea la del ciprés-enebro”, ya que concuerda con piezas del Lignum Crucis.

Además, se realizó una representación en 3D mediante un escaneo sobre la talla de madera de la pieza, un levantamiento fotogramético: a partir de unas fotografías -se realizaron hasta 414- y con el apoyo del software, “se ha generado un modelo de alta resolución, que ha quedado disponible para análisis o estudios visuales”, señaló Pablo Serrano, encargado de realizar el mencionado trabajo. Esto ha posibilitado, por un lado, la reproducción del ángel en resina, material más ligero, sin tocar el original, a la hora de labrar la copia en plata. Por otra parte, se ha podido registrar con fidelidad el trabajo de Yavar para el nuevo forro de plata.

Así, los nuevos elementos en plata chapada en oro que han pasado a formar parte de la imagen de San Miguel son: la cruz, el vestido, las alas y la base. Como señaló Alicia Ancho, “estas piezas antiguas se han reproducido porque estas no iban a soportar una restauración para que fuesen moviéndose”, y dado el valor del ángel, no se puede detener su vida. En su interior se colocará el cuerpo de madera del ángel y el Lignum Crucis.

La restauración física del ángel ha corrido a cargo de los donativos de devotos del santuario destinados a dicha tarea, mientras que la investigación realizada a la par ha sido financiada por el Gobierno foral. Sin embargo, como recalcó ayer Mikel Garciandía, actualmente se encuentran en “una fase de divulgación”, y se estima que “hay trabajo para dos o tres años”, por lo menos. - D.N.

eN CORTO

El Ángel gana en historicidad. El Ángel vuelve a llevar en su interior los restos de las alas medievales, que han estado 220 años custodiadas, pero “ahora vuelven a ir dentro”, por lo que gana en potencia de “lo que son las reliquias”, señaló Mikel Garciandía, capellán del santuario.

Dibujos de la evolución de la imagen. Iñaki Dieguez ha elaborado varios dibujos que representan la evolución que ha ido sufriendo la imagen del Ángel, desde la imagen primigenia, datada en el siglo XII, hasta la que actualmente conocemos.

Últimas Noticias Multimedia