Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
les imponen 3 años de alejamiento

21 meses de cárcel a unos padres por pegar y dar latigazos a su hijo de 7 años en Pamplona

No irán a prisión, les imponen 3 años de alejamiento y ya les quitaron la custodia

Enrique Conde - Sábado, 24 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Un niño se protege ante una agresión.

Un niño se protege ante una agresión. (D.N.)

Galería Noticia

Un niño se protege ante una agresión.

PAMPLONA- Al llegar al colegio el 21 de enero de este año, el niño, de solo 7 años de edad, les manifestó a sus profesores que le dolía mucho el pecho y que no podía seguir con atención la clase. Los educadores, que ya habían percibido algún comportamiento extraño en el menor en fechas anteriores, se acercaron al niño y se interesaron por sus dolencias. Al levantarle el jersey, descubrieron unas importantes marcas de hematomas al chaval en la zona pectoral. Al empezar a preguntarle por el origen de dichos golpes, el niño empezó a describir ciertas situaciones de maltrato que había vivido en casa, como que le habían pegado con un cinturón. Ello motivó la rápida intervención de los médicos y forenses (las lesiones tardaron diez días en curar) para evaluar las lesiones, de la Policía Foral para investigar los hechos, y de los Servicios Sociales para hacerse cargo del niño. Desde entonces no ha vuelto a estar con sus padres, a los que una resolución provisional del Gobierno de Navarra les ha retirado la patria potestad y la custodia y el niño reside en un centro de acogida.

Ayer, los padres del niño, que tienen en común otro hijo, fueron condenados de conformidad en el Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona a 21 meses de prisión por un delito de maltrato habitual y a cumplir una orden de alejamiento de 300 metros durante 33 meses respecto del menor. Sí se podrán comunicar con él. El padre fue además condenado a 56 días de trabajos en beneficio a la comunidad por el episodio que inicia este relato y por el que depositó 300 euros en el juzgado y se le aplicó la atenuante de reparación del daño. Ahora, junto a la madre, deberá abonar otros 600 euros por los daños causados al niño, Ambos evitarán el ingreso en prisión en caso de no cometer un nuevo delito en dos años.

La pareja, junto a sus hijos, residían todos juntos en un domicilio de Pamplona. El escrito de Fiscalía narraba que, sin poder determinarse la fecha, pero en todo caso desde que el menor ya tomaba conciencia de las cosas, los acusados le han venido golpeando en numerosas ocasiones. Así, según contó el niño, la madre “le propinó golpes con un cable en la mano, el hombro, la barriga y las piernas” y también le golpeó con la mano y con un látigo llegando a causar al menor sangrado en la boca y en la nariz, e incluso en las heridas que le causaba por el cuerpo. El padre golpeaba también en similares zonas al menor con un cinturón y utilizando un látigo y llegando a insultar al menor con expresiones como “hijo de puta”, “mierda”, “gilipollas” y “puto”. Como consecuencia de los hechos, el menor presenta sintomatología depresiva y muy baja autoestima.