Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

juan zardoya exportero del betis fs

“Ha merecido la pena salir para verme realizado en mi profesión”

Siempre a la sombra de Molina, Juan Zardoya (18-2-1992) apostó el verano pasado por dejar el Ribera Navarra tras cinco campañas en el primer equipo en las que disputó 14 partidos entre Liga, Copa de España y Copa del Rey.

j.a. martínez - Sábado, 24 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Juan Zardoya, en el Benito Villamarín durante su presentación como portero del Betis FS.

Juan Zardoya, en el Benito Villamarín durante su presentación como portero del Betis FS. (Foto: betis fs)

Galería Noticia

  • Juan Zardoya, en el Benito Villamarín durante su presentación como portero del Betis FS.

tudela. ¿Por qué decidió dejar la que había sido su casa?

Estaba muy bien en el Ribera Navarra, en lo que era el día, pero llega una edad en la que si quieres dedicarte y disfrutar de este deporte profesionalmente necesitas minutos porque sin jugar es complicado. Al nivel que estaba Molina era evidente que mi etapa en el club había acabado, podía haberlo hecho uno o dos años antes, pero fue entonces cuando decidí arriesgar. No tenía mucha confianza con el cuerpo técnico, no había un trato que me ayudase a seguir, no en cuanto a minutos sino en cuanto a cordialidad, y a dos meses para acabar la temporada comuniqué al club que no iba a continuar. Creo que acerté porque esta temporada he ganado dos experiencias nuevas en Zamora y Sevilla. He jugado todos los fines de semana y ha merecido la pena salir para verme realizado en mi profesión.

Llega a Zamora y le otorgan responsabilidades que no había tenido hasta entonces. ¿Cómo vivió el cambio?

Fue un cambio totalmente positivo. Llegué allí sin conocer absolutamente a nadie. El cuerpo técnico y los jugadores que integraban la plantilla eran también de fuera, pero se conocían porque habían coincidido en División de Honor y Segunda B en Madrid. Yo era el más mayor de todos y, desde el primer momento, jugadores y técnicos confiaron en mí, me dieron la capitanía y todas las responsabilidades que asumí me han venido bien para seguir creciendo como jugador y como persona. Hicimos una auténtica familia, pasábamos muchas horas juntos y entrenábamos como un equipo de Primera División, en cuanto a sesiones.

Ir a Zamora significaba pasar de estar en la élite a la tercera categoría del fútbol sala español.

Cuando dejé el Ribera Navarra no imaginé que acabaría jugando en Segunda B, pero las propuestas que tuve, por unas cosas o por otras, se echaron o las echaron para atrás y el tiempo se echó encima. A principios del mes de agosto hablé un par de veces con el entrenador del Zamora, que había visto vídeos míos, me presentó el proyecto y me explicó lo que quería. Fue muy sincero, confíe en él y me salió perfecto. Llegué a un buen equipo, formado por jugadores jóvenes con hambre, y trabajar día a día en un grupo así era genial.

Sus actuaciones en el Zamora le valieron para acabar otra vez en la LNFS. ¿Cómo ha sido su media temporada en el Betis?

Muy positiva también. Me lo pensé mucho porque estaba muy a gusto en Zamora, pero al ser el Betis, un equipo con un presupuesto alto y una gran infraestructura, y una ciudad como Sevilla, me ayudó a decidirme. Si hubiera llegado una oferta de cualquier otro club de Segunda, probablemente, no hubiese ido a mitad de temporada. Llegué a otro club donde tampoco conocía a nadie y desde el primer día congenié bien con mis dos compañeros de piso y en el equipo deportivamente dio un giro de 180 grados con los cambios que se realizaron en el mercado de invierno. En la segunda vuelta hicimos números de play off, pero ya no había opciones de entrar en play off. Me quedo con un sabor de boca amargo por tener que dejar el club, pero el fútbol sala funciona así y el compañero con el que competía es un chico de la casa y al incorporar ahora en verano a Raúl Jiménez, cedido del Xota, tenía que salir uno y me ha tocado. No lo esperaba porque había completado grandes partidos en la portería y el equipo había realizado una gran segunda vuelta.

¿A qué se debió la gran segunda vuelta del equipo?

“Hubiese sido un buen momento para volver a casa, pero el cuerpo técnico no ha pensado en esa posibilidad”

Los jugadores que llegamos en el mercado de invierno sumamos en lo deportivo y en lo humano también porque, al parecer, no había habido buen ambiente en el vestuario en la primera parte del campeonato. Dimos un aire fresco a la plantilla y eso se tradujo en la pista, estoy seguro de que esta temporada les irá fenomenal. Más pronto que tarde estarán en la élite, el club quiere llegar a Primera División.

¿Y cuál es el futuro de Zardoya?

Estoy pegado todo el día al móvil, pero todavía no sé dónde iré. Se están moviendo cosillas y vamos a ver qué pasa. Espero que en una o dos semanas sepa donde jugaré la próxima temporada.

¿Será en la LNFS?

Creo que sí y si no se diera esa posibilidad no descarto salir fuera.

Con la salida de Molina, ¿pensó que tenía opciones de volver a casa?

No cierro nunca esa puerta, pienso que ahora hubiese sido un buen momento. El club ha fichado a un portero veterano que lleva varias temporadas sin poder jugar todos los minutos y yo he adquirido la experiencia que quizá se me pedía en su día y físicamente me encuentro bien. Probablemente la gente del club lo hubiera viesto bien también, pero pero el cuerpo técnico no ha pensado en esa posibilidad.-

el protagonista

l Trayectoria deportiva. Entró en las categorías inferiores del Aspil-Vidal Ribera Navarra en edad cadete y fue quemando etapas hasta llegar al primer equipo en la temporada 2010-2011, coincidiendo con el ascenso del cuadro ribero a Primera División. Su debut con el primer equipo tuvo lugar en la máxima categoría en la campaña 2011-2012, el entrenador hispano-brasileño Víctor Acosta le dio la alternativa en el último partido de Liga disputado en la pista del Carnicer Torrejón.

frase

Herramientas de Contenido