Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Toxo: “Estamos incubando un modelo productivo perverso”

El líder de CCOO advierte de que se generará una nueva crisis de empleo antes de salir de la actual

Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

  • El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo.
“Un incremento del salario mínimo es fundamental para sostener el sistema de la Seguridad Social”

madrid - El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, asegura que España “está incubando un modelo productivo perverso que generará una nueva crisis de empleo antes de haber salido de la actual”.

En una entrevista, el líder del sindicato, durante la “intensa, brutal y larga” crisis económica, advierte de que la “pobreza, marginación y desigualdad” que han dejado las reformas pueden ser un “potente disolvente” para una democracia que ya está “tocada”.

Toxo hace balance de sus ocho años al frente de CCOO y lamenta que el Gobierno haya perdido la ocasión de convertir la recesión económica en “una oportunidad para introducir factores de cambio de modelo económico que eran urgentes”.

En este sentido, llama la atención sobre el modelo de desprotección a los desempleados, que deja fuera a los parados de larga duración y a las “víctimas” de contratos de corta duración (por horas o días) que no acumulan los derechos suficientes para acceder.

“Hay que reformular esta prestación”, considera Toxo, que urge a poner en marcha la renta mínima, impulsada por los sindicatos a través de una iniciativa legislativa popular y que va con retraso en el Congreso, “creo que intencionado, porque sabemos que tiene un coste”, añade.

No obstante, considera esta iniciativa “imprescindible” y asegura que le habría gustado marcharse viéndola en marcha y que esperaba “más sensibilidad en la política para corregir” la situación que viven millones de personas.

“Un Estado democrático no puede permitirse esto, y un sindicato no puede mirar a otro lado”, dice.

En esta línea, para el secretario general de CCOO, un incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) es “determinante para la vida de las personas con sueldos más bajos y fundamental para la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social”, por lo que confía en que alcance los 1.000 euros mensuales al término de la legislatura.

Ignacio fernández toxo

Secretario General de CCOO

Los salarios deben subir para recuperar la economía, insiste Toxo, si bien la negociación colectiva no termina de concluir con un acuerdo salarial para 2017 tras seis meses de retraso.

“En mi vida, y ha sido larga, me he encontrado con una negociación más surrealista que esta”, manifiesta Toxo, quien asegura que “es inédito” que los interlocutores hayan mantenido contacto prácticamente a través de los medios de comunicación.

“El acuerdo está al alcance de la mano. Nosotros lo sabemos y CEOE y Cepyme también, y podría cerrarse la próxima semana”, dice, aunque no confía en que eso suceda antes del XI Congreso Confederal que empieza el próximo jueves.

Por ello, cuenta con que sea su sucesor -si no hay sorpresas, el actual secretario general de Euskadi, Unai Sordo- quien firme el pacto que debe contener una subida salarial de entre el 1,5% y el 3%, vinculada a una cláusula de garantía para preservarla de la evolución de los precios.

Para Toxo, el relevo en CCOO es fundamental, porque él viene de una generación que vivió bajo una dictadura y, ahora, con una situación distinta, necesita “nativos digitales al frente de las organizaciones obreras para interpretar adecuadamente la nueva realidad del mundo del trabajo”.

“La nostalgia la notaré cuando lo deje. Ahora tengo la sensación de estar llevando al sindicato al punto de partida de una nueva etapa”, reflexiona.

ocho años de trabajoDe sus años al frente de CCOO lamenta no haber sido capaz de alcanzar un acuerdo de negociación colectiva en 2009, “cuando era más importante lograrlo”.

Asimismo, recuerda que cerró en 2012 el acuerdo salarial con la patronal, que supuso “un ejercicio duro de contención” pensado en evitar una reforma laboral unilateral, pero que “fue despreciado por el Gobierno”.

“Había condiciones en aquellas semanas para llegar a un acuerdo con la patronal que impidiese una reforma unilateral”, revela Toxo, pero con el acuerdo en la mano y a última hora los empresarios “se echaron atrás, tal vez porque alguien les dijo: tranquilos, no hagáis el gasto, que ya llegamos nosotros con los bulldozer”. - Efe

Herramientas de Contenido