‘Príncipe de Viana’ dedica un monográfico a los archivos de Navarra

Los artículos dejan claro que las tareas de difusión y visibilidad de ese patrimonio son cada vez más acuciantes

Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Varios de los autores de los artículos de la revista, el jueves en el Archivo General de Navarra.

Varios de los autores de los artículos de la revista, el jueves en el Archivo General de Navarra. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Varios de los autores de los artículos de la revista, el jueves en el Archivo General de Navarra.

pamplona- El último número de la revista Príncipe de Viana está dedicado, en formato monográfico, al tema Archivos de Navarra: actualidad y retos de futuro. Se trata de una aportación imprescindible para conocer la situación actual de los archivos navarros y una reflexión colectiva elaborada por los máximos especialistas en la materia sobre hacia dónde tienen que encaminarse los esfuerzos y los retos a los que se enfrentan.

Los archivos se encuentran inmersos en momentos de cambio. De la mano de las tecnologías de la comunicación se abren nuevos procesos de conocimiento capaces de generar nuevas relaciones con los usuarios. Y de su vieja vocación como espacios que conservan los documentos ordenados y clasificados, se encuentran ahora con nuevas demandas y posibilidades que les instan a poner además ese patrimonio documental a disposición de toda la sociedad. En efecto, los archivos deben ser hoy, sobre todo, facilitadores de toda esa información. Junto a la organización y conservación de los materiales, las tareas de difusión y visibilidad son cada vez más acuciantes, una función que están logrando, a diferentes velocidades, con la puesta online de las colecciones. De ahí que los archivos estén obligados a entenderse estrechamente con la tecnología. Una unión que suma esfuerzos y refuerza la sociedad de la información y del conocimiento.

Pero estas instituciones tienen, además, otro objetivo esencial: la cuestión de la preservación digital de documentos, un aspecto que ha modificado también los modos de conservación. Finalmente, un tercer reto no menos fundamental es el de hacer de estos centros un lugar para todos los públicos y no sólo para investigadores.

Estos y otros aspectos jalonan este volumen, al que se añaden también la descripción de las trayectorias, de sus fondos y colecciones, la exposición de su organización, procedimientos de trabajo, herramientas, recursos y servicios. Sin duda, un ejemplar esencial para quien quiera conocer a fondo qué son, cómo se trabaja y que retos tienen ante sí los archivos de Navarra. La revista contiene 576 páginas, se ha lanzado una tirada de 400 ejemplares y se vende al precio de 8,40 euros. - D.N.