1977-2017: dibujo de la Transición

Javier Quintano Ibarrondo - Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Creo que Fraga ya pensaba en la presidencia de Gobierno de Rajoy cuando nos recordaba -hace tiempo- aquel dicho de: Hasta un reloj parado da dos veces al día la hora exacta.

-Nos contaban que reinar era el arte de declamar obviedades con empaque rimbombante y luciendo en las solapas y luciendo en las muñecas los bordados de opereta mientras manda el cardenal. Pero de thriller escrito por Shakespeare la monarquía había pasado a ser, para los republicanos, como un cuento de hadas que editaba ad Vaticanum e ilustraba Gabriel Rufián.

-Hasta los venerados padres de la Constitución habían llegado a esa edad en que todos nos convertimos en coleccionistas de errores.

-Muchos habéis visto Ocho apellidos vascos, pero, ¿alguien recuerda quién interpretaba el papel de Joseba Rionuebo?

-En aquel impresionante Centro de Menores acababan de colgar un cartel gigantesco que era a modo de una gran tela de araña: “Cerrado por vejaciones”.

-Comida rápida, lectura rápida, relaciones efímeras, sexo exprés, contrato basura, telefonía móvil, tren de alta velocidad, inglés en 15 lecciones, pudin de merluza, vuelos low-cost, programaciones abrasivas, aceleración de la historia…Y la abuela reiteraba en las fiestas y reuniones de familia: “¡Ay, estas escolares de hoy en día, que no distinguen las calas de las celindas!”.

-Pero en los dibujos no discuten -observé-, parecen muy felices juntos. -¿Sí?- dijo ella sin levantar la vista del afilado lápiz, por eso es más divertido dibujar historietas de la Transición y del proceso catalán que nos piden los multimedia católicos con ilustraciones para niños.