Cines Yelmo, una vergüenza

Javier Izal - Domingo, 25 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Hace poco fui a ver una película a Itaroa. Al llegar me sorprendió que las salas habían cambiado de comercial y ahora se llaman Yelmo. Propaganda normal, taquillas para coger entradas un poco modificada, un cambio de cara. Comienzan a emitir la película, ¡bueno qué digo!, empiezan anuncios comerciales, y así nos tuvieron 15 minutos, de los cuales tres spots fueron de películas y otro de propaganda de la casa;el resto, anuncios comerciales. Cuando vamos a ver una película a una sala grande, por lo menos en mi caso, y así ha sido hasta ahora, pagas un dinero por la sala grande y por no tener publicidad. Sin previo aviso y por el valor de la entrada, se permiten el lujo de meternos 15 minutos de publicidad. Ya vale. Lo que tengo claro es que se ha acabado el ir a estas salas, buscaré donde no haya publicidad.