Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Editorial de diario de noticias

Ciudadanos se retrata y desnuda al PSOE

La formación de Rivera rechaza un espacio común a tres y fija como prioridad la estabilidad de España y por tanto de Rajoy. Sánchez debe asumir la realidad y buscar un pacto de las izquierdas y de las siglas periféricas

Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

justo el mismo día en que su diputado Cantó se empleaba con dureza contra Bárcenas por su protagonismo principal en la corrupción del PP cuando operó como tesorero de la formación conservadora, la dirigencia de Ciudadanos proclamó a través de su secretaría general que la teórica apuesta por la regeneración de este partido se plasma contradictoriamente en mantener la “estabilidad” que a su juicio concurre en España mediante la gobernanza en minoría de Rajoy. La declaración de Villegas para justificar su rechazo al grupo de trabajo conjunto con PSOE y Podemos planteado por el socialista Sánchez -con el fin de desmantelar las políticas más lesivas de la sigla gubernamental- retrata para empezar a Ciudadanos, que en sus orígenes en Catalunya alardeaba de una impronta progresista que a la postre se ha traducido en un liberalismo a ultranza para ejercer de muleta del PP en cada moción de censura que se pergeña para desalojarle del poder en todos los niveles de la administración. Pero, al mismo tiempo, la claridad de Ciudadanos, que aspira a presentarse como el sustituto de la derecha añeja contraponiéndose asimismo al radicalismo reformista de Podemos, desnuda al alimón la estrategia de Sánchez al objeto de articular un espacio común a tres imposible de raíz, sin siquiera propugnar el abordaje de la Moncloa. Una quimera que propició la continuidad de Rajoy y que Sánchez ha vuelto a ensayar para darse de bruces de nuevo con la realidad de que, en el marco de la España diversa y la consiguiente atomización del Congreso, la alternativa al fétido PP pasa en exclusiva por la alianza de las izquierdas y la suma de los partidos que representan a la periferia, sean regionalistas, nacionalistas o soberanistas. Investido ya del poder que emana directamente de la militancia, y sin deudas con las baronías territoriales del partido, es hora de que Sánchez asuma la aritmética parlamentaria para priorizar el interés supremo de la urgente renovación del corrosivo Gobierno de Rajoy, también con la puesta en práctica de la plurinacionalidad que el nuevo PSOE abrazó en su último congreso. La ecuación no da para más y Sánchez comienza su cuenta atrás definitiva, cierto que con la dificultad añadida de que en el espacio del centro-izquierda estatal conviven dos fuerzas que se reparten el voto casi al 50%, lo que no ocurre en el espectro del centro-derecha.

Herramientas de Contenido

Más sobre Editorial

ir a Editorial »