Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

EL 76% de las personas que bebe en exceso ve normal su alto consumo de alcohol

El consejero de Salud presentó ayer una campaña de prevención
El 97,6% de los navarros lo ha probado alguna vez
Un 25% de personas no ha bebido en este mes

Amaia Marcos Javier Bergasa - Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:01h

María José Pérez Jarauta, Fernando Domínguez y Marga Echauri.

María José Pérez Jarauta, Fernando Domínguez y Marga Echauri.

Galería Noticia

María José Pérez Jarauta, Fernando Domínguez y Marga Echauri.Cartel de la campaña.

Pamplona- El Departamento de Salud del Gobierno Foral, junto al Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), ha puesto en marcha una nueva campaña bajo el lema Beber lo normal puede ser demasiado. ¿Conoces tus límites? con la que se propone a la ciudadanía, tanto adulta como joven, reflexionar sobre la normalización social del consumo de riesgo de alcohol y su reducción. El consejero de Salud, Fernando Domínguez, presentó esta iniciativa ayer, coincidiendo con el Día Internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilegal de drogas. Estuvo acompañado por la directora gerente del ISPLN, María José Pérez, y por la jefa de la sección de Promoción de la Salud y Salud en todas las políticas del ISPLN, Margarita Echauri. Domínguez remarcó que “el 76% de las personas que beben de más creen que toman una cantidad normal de alcohol”.

Esta acción tiene un doble objetivo, tanto social como personal. Por un lado, sensibilizar sobre las consecuencias del consumo de alcohol de riesgo, reducir la tolerancia social existente frente a este consumo y animar a un debate social sobre el papel que la familia, las personas adultas y la sociedad en general puede tener en la prevención y promoción de la salud en adultos y menores. Por otra parte, conocer los consumos de riesgo para la salud, animar a plantearse límites y tomar iniciativas para controlarlos y mejorar la salud, así como para desarrollar entornos familiares y laborales saludables y responsables.

La campaña, que se desarrolla en el marco de las acciones que realiza el Plan Foral de Drogas en el ámbito familiar, educativo, sanitario y comunitario, durará seis meses en distintos puntos de Navarra e incluye diferentes actuaciones: la edición y distribución de 45.000 folletos -10.000 de ellos en euskera- y 1.100 carteles bilingües en diferentes espacios públicos;cuñas radiofónicas;anuncios en medios de comunicación;cartelería en autobuses y marquesinas;y la creación de espacios web dentro de la página del Gobierno de Navarra.

Campaña El alcohol es la sustancia psicoactiva más extendida entre la población de 15 a 64 años, siendo la que se percibe como de menor riesgo. En una sociedad en la que se bebe mucho (para celebrar, socializar, por placer, para olvidar, para reducir la tristeza o el estrés...), las personas tienden a creer que el consumo no hace daño. Sin embargo, los consumos de riesgo, aunque no en todas las personas, pueden tener importantes consecuencias para la salud y la vida. Además, si el consumo de riesgo es continuado, se van añadiendo los llamados efectos crónicos ya que “el alcohol se relaciona con más de 60 enfermedades físicas y mentales, como algunos cánceres, cirrosis hepática y accidentes cerebrovasculares;también es una importante causa de mortalidad y de costes directos e indirectos”, según expuso Pérez.

En relación a los factores implicados en el consumo de riesgo para la salud destacan la edad y el sexo, el peso y la talla corporal, la experiencia en el consumo, la genética, el metabolismo individual, ingerir o no alimentos mientras se bebe. También influyen otros factores sociales, relacionados con la persona que consume, que la pueden hacer más o menos vulnerable a las lesiones y enfermedades relacionadas con el consumo de alcohol.

Evidentemente, lo mejor para la salud es consumir cuanto menos mejor, ya que a mayor dosis de alcohol, mayor riesgo. Reducir su consumo o evitarlo aporta beneficios para la salud. Pero además, se recomienda consumo cero en varias situaciones: menores de edad, conducción de coche, moto o bicicleta, embarazo y lactancia, en el trabajo y cuando se consumen medicamentos o se padecen enfermedades. En estos casos, el consumo siempre es de riesgo.

En relación con el alcohol, se necesita un planteamiento previo respecto a los límites que cada cuál quiere ponerse. “Es importante conocer el cuerpo y sus reacciones. Si no, es fácil dejarse contagiar por el ambiente y, en ese contexto, la salud se puede perder”, alegó Echauri. Si se decide tomar alcohol, se plantea el llamado consumo de bajo riesgo. De todos modos, a las personas les puede ayudar saber si sus consumos pueden ser de riesgo para limitarlos.