Gran ambiente de amistad en Zugarramurdi en Xareta Eguna

Más de 700 personas llenaron la cueva en ‘El Amor Brujo’ de Sinfonnieta Académica

Iñigo Imaz /Nafarpress Iñigo Imaz - Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El numeroso público llenó todas las plazas en el concierto de Sinfonnieta Académica.

El numeroso público llenó todas las plazas en el concierto de Sinfonnieta Académica. (Iñigo Imaz)

Galería Noticia

El numeroso público llenó todas las plazas en el concierto de Sinfonnieta Académica.Los gigantes participaron en la kalejira que discurrió entre el pueblo y las cuevas.

zugarramurdi- La orquesta Sinfonnieta Académica consiguió un éxito sin precedentes en su primera actuación en la comarca, en el marco de los actos por la celebración de San Juan y Xareta Eguna. El concierto superó el aforo previsto por los organizadores y más de 700 personas, algunas llegadas desde Pamplona, abarrotaron la Cueva del Akelarre, un escenario espléndido para acoger la interpretación deEl Amor Brujo de Manuel de Falla con la solista Nerea Castellot y la coreógrafa Alba Aranzana.

La interpretación de Sinfonnieta Orquesta y de su grupo de baile fueron acogidos con gran entusiasmo y culminaron con una extraordinaria ovación que retumbó entre las paredes del impresionante recinto, confirmando la capacidad de convocatoria y acierto de la organización al programar eventos de contrastada calidad. El verano, otro año más, se anticipa prometedor en Zugarramurdi.

xareta egunaLa festividad anual de hermandad transfronteriza del territorio que agrupa a los municipios de Sara y Ainhoa (Laburdi) y los navarros de Urdazubi-Urdax y Zugarramurdi, se celebró el domingo y comenzó a una hora temprana, ya que a las 8.30 horas partían los marchistas que participaron en una excursión guiada desde Zugarramurdi hacia Urdazubi-Urdax y regreso. Al mediodía, el grupo de dantzas que forman las niñas de Urdazubi-Urdax, acompañadas de txistularis, interpretaron bailes vascos mientras esperaban la llegada de la comparsa de gigantes.

La jornada fue aprovechada por voluntarias de Cáritas que durante toda la mañana expusieron productos ecológicos y de comercio justo producidos por la ONG Oxfam, con solidaria acogida y con posterioridad el público se trasladó a Sorginen Etxea. el Museo de las Brujas que abrió sus puertas a todos los que se acercaron a visitarlo con ocasión de cumplir su décimo aniversario de exitosa existencia. Y la jornada terminó como en la comarca no podía ser de otra forma con una comida popular en el restaurante Azketa, con alegría y gran ambiente.