Lodosa analizará las carencias de las cinco zonas de ocio infantil

Una empresa hará un informe y controlará el mantenimiento cada cuatro meses

María San Gil - Martes, 27 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El parque infantil El Medianil de Lodosa, uno de los cinco que analizarán.

El parque infantil El Medianil de Lodosa, uno de los cinco que analizarán. (M.S.G.)

Galería Noticia

El parque infantil El Medianil de Lodosa, uno de los cinco que analizarán.

lodosa- El Ayuntamiento de Lodosa, de la mano de una empresa bilbaína, va a llevar a cabo estos días un diagnóstico y un estudio exhaustivo de la situación así como de las carencias y necesidades que tienen en la actualidad las cinco zonas de ocio infantiles de la localidad con la idea de ir subsanándolas poco a poco.

Esta revisión en los parques, explicaba el alcalde Pablo Azcona, servirá para “hacer una fotografía de las instalaciones” y para “adecuarlos a la legislación y a la normativa existente en la actualidad”.

Los cinco parques que se analizarán son el del Medianil, que es el más antiguo, el que está junto a la casa de cultura, el del colegio público Ángel Martínez Baigorri, el del paseo Central y el de la plaza La Era.

Hasta ahora, comentaba Azcona, se hacía un mantenimiento correctivo, es decir, se arreglaba algo cuando se rompía, con dinero de una partida habilitada para la mejora de mobiliario urbano. Una vez que esté el primer informe listo, esperan que sea en el mes de julio, y con las carencias en la mano, el Ayuntamiento fijará unas prioridades con la idea de habilitar una partida específica el año que viene en los presupuestos para actuar en estos puntos en concreto.

“Son zonas que se utilizan mucho y está claro que tienen que estar en las mejores condiciones posibles y deben cumplir todas las medidas de seguridad. Por eso vamos a solicitar este estudio”, puntualizaba el primer edil, que añadía que la misma empresa se encargará una vez cada cuatro meses de inspeccionar y analizar la situación de cada parque.

control rutinarioEste estudio y las tres visitas anuales que llevará a cabo la firma contratada para controlar el mantenimiento supondrán unos 1.000 euros.

“El parque más antiguo es el del Medianil, pero la situación de los cinco puntos es muy parecida porque no depende tanto del tiempo que tienen como del uso que se hace de las instalaciones y, por ejemplo, el de la casa de cultura, tiene mucho uso. La idea es adquirir una rutina de revisión para que no se deterioren con el paso del tiempo y tener un control más exhaustivo sobre ellos”, apuntaba Azcona.

carenciasEl alcalde, además, reconocía que la oferta de espacios de juego es buena y que de momento no hay intención de ampliarla pero que sí existe una carencia en la localidad, y es que en la zona del Grupo Muskaria no hay ningún parque infantil ya que tampoco existe, tal y como explicaba, ningún espacio público.