Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

europeo sub-21 | España 3 - Italia 1

Saúl conduce a la final

el jugador del atlético de madrid anota un ‘hat-trick’ y lidera el triunfo de los de celades ante una italia que plantó cara pero que pagó el quedarse con uno menos

Miércoles, 28 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

Marcos Asensio felicita a Saúl Ñíguez, autor de los tres goles a Italia. Foto: Afp

Marcos Asensio felicita a Saúl Ñíguez, autor de los tres goles a Italia. Foto: Afp

Galería Noticia

  • Marcos Asensio felicita a Saúl Ñíguez, autor de los tres goles a Italia. Foto: Afp
  • Saúl Ñíguez celebra su primer gol ante Italia.

ESPAÑA Kepa;Bellerín, Jorge Meré, Vallejo, Jonny;Marcos Llorente, Saúl, Ceballos (Oyarzabal, m.88);Deulofeu (Denis Suárez, m.83), Marco Asensio y Sandro (Williams, m.78).

ITALIA Donnarumma;Calabria, Caldara, Rugani, Barreca;Benassi (Garritano, m.87), Gagliardini, Pellegrini;Bernardeschi, Chiesa (Locatelli, m.61) y Petagna (Cerri, m.72).

Goles 1-0, m.53: Saúl. 1-1, m.62: Bernardeschi. 2-1, m.65: Saúl. 3-1, m.74: Saúl.

Árbitro Slavko Vincic (Eslovenia). Amonestó a Benassi (45), Calabria (55) y Cerri (77) por Italia. Expulsó a Gagliardini por doble amonestación (50 y 58).

Estadio Cracovia Stadium.

madrid- El liderazgo de Saúl Ñíguez impulsó, con tres grandes goles, a España a la final del Europeo de Polonia, que disputará ante Alemania tras superar un durísimo duelo contra una Italia que se exhibió en el primer acto pero acabó goleada tras la expulsión de Gagliardini (3-1).

Era una final anticipada que decidió Saúl. El objetivo de volver a reinar de España pasaba por imponer su mejoría física gracias a la rotación masiva del tercer partido y el mayor talento individual de centro de campo hacia adelante, pero Italia respondió con grandeza al duelo.

España se mantuvo gracias a la seguridad de Kepa. A los dos minutos ya respondía a un disparo cruzado de Chiesa. En su variedad de paradas sacaba una clara con su pierna izquierda al derechazo de Pellegrini y de puños un cabezazo de Caldara. Italia mostraba sus credenciales, alejada del estilo clásico de los mayores.

Petagna cerraba el primer acto en la que fue última aparición de Kepa. Estaba por llegar una exhibición de Saúl tras la reanudación, con un socio que dejó jugadas para enmarcar como Dani Ceballos. Los dos fabricaron el primer tanto. Partiendo el andaluz desde la banda, irrumpiendo con amagos y encontrando el desmarque de Saúl que colocaba el disparo lejos del alcance de Donnarumma.

Bernardeschi merecía protagonismo por su calidad. Tiró de Italia para primero asistir a Pellegrini y después decidirse a hacerlo solo para firmar el empate. Fue un error que pagaba caro España. Le dejó metros para recibir un saque en corto de una falta, ningún central le marcó y su disparo lo desvió Vallejo a la red.

Era el momento de ganarse la final ante una Italia que debía acusar jugar con diez y el mayor cansancio acumulado. La figura de Ceballos se impuso y Saúl acabó con el suspense. Un zurdazo de 30 metros a la escuadra ponía de nuevo a España por delante a los 65 minutos y nueve después firmaba el triplete, con el que se convierte en máximo goleador del torneo, tras una asistencia de Asensio, que apuró la banda izquierda para encontrar la zurda de Saúl. - Efe

Herramientas de Contenido