Concluye la entrega de armas de las FARC en una jornada histórica

8.000 guerrilleros han quedado desarmados, a excepción de un grupo, en una fase de dos meses

Miércoles, 28 de Junio de 2017 - Actualizado a las 06:02h

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i), y el director de la misión en Colombia de Naciones Unidas, Jean Arnault (c), y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño (d), alias "Timochenko", participan en la ceremonia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i), y el director de la misión en Colombia de Naciones Unidas, Jean Arnault (c), y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño (d), alias "Timochenko", participan en la ceremonia (EFE)

Galería Noticia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (i), y el director de la misión en Colombia de Naciones Unidas, Jean Arnault (c), y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño (d), alias "Timochenko", participan en la ceremoniaJuan Manuel Santos (izq), estrecha la mano de Timochenko (dcha), el máximo líder de las FARC.

bogotá- La ONU certificó ayer de manera oficial la entrega de las armas por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un día celebrado tanto por la guerrilla como por el Gobierno de Juan Manuel Santos, que destacó el inicio de una nueva etapa que concluirá con la reintegración política.

“Hoy, 27 de junio, para mí y para los colombianos es un día muy especial, el día en que las armas se cambiaron por las palabras”, aseguró Santos durante un simbólico acto en una zona veredal de Meta en el que destacó que solo por este hito “habrá valido la pena ser presidente de Colombia”.

El mandatario admitió que quedan “muchas dificultades por superar”, pero se mostró confiado en que la “urna electoral” despejará cualquier duda. En poco tiempo, añadió, “la palabra será el único arma” de una guerrilla activa desde hace más de medio siglo y que ahora aspira a convertirse en un partido político al uso.

“Celebramos que las armas que se usaron en contra del Estado quedarán en los contenedores de la ONU (y) ya no serán una amenaza para los colombianos”, dijo Santos, que considera irreversible un proceso al que siguen oponiéndose, entre otras personalidades, el expresidente Álvaro Uribe.

El líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, advirtió de que, una vez finalizado el proceso de entrega de las armas, es el turno de que “la democracia colombiana abra generosa sus brazos” a quienes desde hace décadas no han gozado de “garantías políticas”.

“Hoy no termina la existencia de las FARC, hoy ponemos fin a nuestro alzamiento de armas”, declaró, en el inicio de una “nueva era” aún por construir. Timochenko subrayó que su grupo no le ha “fallado” a Colombia al cumplir sus compromisos y lamentó que haya quien quiera torpedear el proceso.

aplauso al “respeto”La Misión de Naciones Unidas en Colombia anunció el lunes que ya había recogido las “armas individuales” de las FARC, un total de 7.132, entre pistolas, fusiles, lanzacohetes y lanzagranadas, lo que marca el fin de un proceso que comenzó en marzo y que, en términos técnicos, aún no ha concluido.

Los cerca de 8.000 guerrilleros que integran las FARC han quedado desarmados, a excepción de un pequeño grupo, en el que se incluye la cúpula insurgente, que se encargará de garantizar la seguridad en las zonas veredales donde se ha concentrado el grupo armado para dar el paso a la vida civil.

El jefe de la misión internacional, Jean Arnault, destacó en su intervención que las FARC han cumplido con la hoja de ruta y aplaudió el respeto generalizado del alto el fuego. - E.P.